El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ha ordenado la detención del opositor y ex presidente del Parlamento Julio Borges por su responsabilidad en el atentado del que salió ileso el presidente Nicolás Maduro el pasado sábado y el cual dejó siete heridos.

«El TSJ acuerda la detención del diputado Julio Borges», ha anunciado el alto tribunal en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) ya detuvieron el martes al líder estudiantil Juan Requesens, de quien desde entonces no se sabe nada, según han denunciado la oposición y su familia.

Borges y Requesens estarían entre las 19 personas que la Fiscalía ha relacionado con el ataque a Maduro, algunas de las cuales se encuentran en Colombia y Estados Unidos, por lo que Venezuela solicitará su extradición.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció desde un principio que el ex mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, y la ultraderecha de su país y de Colombia habían intentado asesinarle, después de que un par de drones que sobrevolaban un acto por el 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana en Caracas al que asistía descargaran una carga explosiva que hirió a siete militares.

Maduro ha revivido así las tesis de magnicidio asegurando que se trató de un atentado, al tiempo de anunciar que en tiempo récord fueron detenidos algunos de los autores materiales del hecho, aunque no dijo cuántos son los arrestados ni sus identidades.