Política

El Gobierno cree que Torra “no ataca al Estado” y critica el “discurso radical de la derecha”

"La política no se hace con frases, sino con hechos”, dice la vicepresidenta después de que Torra llamara a "atacar al Estado"

logo
El Gobierno cree que Torra “no ataca al Estado” y critica el “discurso radical de la derecha”

Quim Torra y Pedro Sánchez.

Resumen:

El Gobierno obvia las palabras del president de la Generalitat, Quim Torra, que el pasado viernes hizo un llamamiento a las puertas de la prisión de Lledonrs a “atacar al Estado” . La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha afirmado que “con una frase inaceptable” como la de Torra “no se ataca al Estado”, al tiempo que ha lamentado el “discurso radical inentendible” de “las derechas” y ha pedido “lealtad”.

Así lo ha indicado este domingo en Jaén, donde ha visitado el Museo Íbero, y a preguntas de los periodistas sobre las palabras del citado dirigente catalán y la solicitud desde partidos como el PP para que el Ejecutivo central responda. “Siendo una frase absolutamente inaceptable, con frases no se ataca el Estado. El Gobierno sabe en tiempo y en forma cuáles son sus obligaciones constitucionales. Y, dicho esto, a las derechas españolas, que están absolutamente en un discurso radical inentendible, les pediríamos que le hagan oposición al Gobierno, pero que no le hagan oposición a España y a los problemas que tiene España”, ha subrayado.

PP y Ciudadanos pidieron al Gobierno una respuesta a las “amenazas al Estado” del president

Desde el PP y Ciudadanos pidieron al Gobierno reaccionar ante estas “amenazas al Estado”, pero ningún miembro del Ejecutivo se había pronunciado hasta este domingo sobre el asunto. El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, también ha guardado silencio. Ahora, el Ejecutivo niega que esto sea una amenaza y trata de quitarle hierro a las declaraciones del president.

Calvo ha apuntado que en 40 años de democracia se han “aprendido muchas cosas” y “enfrentado problemas gravísimos”, de modo que, “frente a determinadas situaciones, hace falta lealtad y unidad”.En este sentido, ha dicho que ante “esas actitudes absolutamente inaceptable, el Gobierno sabe cuándo, cómo tiene que reaccionar”, punto en el que ha incidido en que “una frase inaceptable, no es un hecho en el que se ataque a España”.

“Se puede entender la radicalidad, lo que no se puede entender es la falta a veces de lealtad y altura de miras para hacer política con los problemas de nuestro país”, ha declarado la vicepresidenta, quien ha añadido que al Ejecutivo, “por ejemplo, le preocupa la inactividad del Parlamento de Cataluña”. A su juicio, “el president Torra prácticamente lo que hace es atacarse a sí mismo cuando tiene un Parlamento que va a estar, por razones inentendibles, inactivo con la representación tan importante de la ciudadanía que tiene”.

La política no se hace con frases, se hace con hechos”, destaca la vicepresidenta de Gobierno

Así las cosas, la vicepresidenta la recalcado que “la política no se hace con frases, se hace con hechos” y “lo importante es hablar con todos los gobiernos”, incluido el catalán, “porque este Gobierno se siente responsable de todos los catalanes, de todos y cada uno de los hombres y mujeres de Cataluña, voten lo que voten”. “Es la responsabilidad del Gobierno y por eso hacemos lo que la Constitución nos manda, que es hablar, dialogar y encontrar salidas y soluciones. Quien nos quiera ayudar en esto, se llama lealtad, altura de moras, proteger a tu país. Quien no quiera estar en eso, los ciudadanos también entenderán y tomarán nota”, ha zanjado.

Para aplicar el 155 se requieren “hechos jurídicos”

Preguntada por si el Gobierno se plantea aplicar el artículo 155, ha explicado que “cualquier medida constitucional requiere hechos jurídicos”, algo que “dijo un día el presidente Rajoy, porque gobernaba España y sabía cuáles eran sus obligaciones”. “Es una frase inaceptable con la que no se ataca el Estado, porque es una frase. Cuando existan hechos jurídicos que se puedan atacar jurídicamente, con instrumentos normales o excepcionales, el Gobierno sabe en tiempo y en forma cuáles son sus obligaciones constitucionales”, ha reiterado.

Al hilo, ha destacado que el partido que sustenta actualmente el Gobierno “ha dado pruebas más que suficientes de cuál es su concepción” de país, “de cuál es la defensa cerrada de la democracia y la Constitución”. De esta manera, no tiene “en ese sentido nada que demostrar, sino trabajar constantemente por encontrar salidas a una solución que sólo es grave y perjudicial para Cataluña, sino que también es grave e inquieta el resto de España”, según Calvo, quien ha recordado que en su momento el PSOE ayudó al Gobierno.

El ‘ataque al Estado’ no condicionará el diálogo bilateral

Por otro lado, ante la posibilidad de que las manifestaciones de Torra puedan condicionar los contactos con el Govern catalán, Calvo ha reafirmado la intención del Gobierno de seguir dialogando, asegurando que “el Gobierno habla por obligación y, además, por convicción con todos los gobiernos autonómicos”. “Con el de Cataluña, lo único que hemos hecho es volver a recuperar la normalidad que se había perdido. Hemos estado durante años diciendo todos en la vida política y cívica del país hace falta diálogo, capacidad de encontrarnos, de salir con acuerdos cumpliendo la Constitución y las leyes”, ha comentado.

Eso, según ha agregado, “es lo que hace el Gobierno: normalización de poner activas comisiones bilaterales que están en el Estatuto d Autonomía de Cataluña para hablar de los problemas de Cataluña, de las infraestructuras, de la calidad de sus servicios públicos, de los derechos de sus ciudadanos”. “Por eso, lo que me preocupa es la inactividad del Parlament, que supongo que es lo que nos tendría que preocupar a todos, porque hace mucha falta que cumpla también con su calendario, sus funciones porque es la legalidad constitucional y estatutaria”, ha señalado.