Política

El fiscal cree que el atacante de Cornellà buscó la "redención" por su "controversia personal"

La investigación aún no descarta que el ataque a la comisaría de Cronellà pueda calificarse de terrorismo

David Martinez Cubells (i), abogado de la familia del hombre que murió tiroteado cuando atacaba la comisaría de Cornellà.

David Martinez Cubells (i), abogado de la familia del hombre que murió tiroteado cuando atacaba la comisaría de Cornellà . EFE

La Fiscalía sospecha que Abdelouahab T., el asaltante a la comisaría de Cornellà del Llobregat (Barcelona), actuó en un momento de controversia personal grave motivado por su condición de ser homosexual dentro del colectivo musulmán y que atacó a los agentes en un intento de «redención religiosa».

Fuentes fiscales aprecian una motivación religiosa en la actuación del asaltante, abatido en el ataque de ayer, cuya intención pudo ser, según las primeras investigaciones, suicidarse o morir matando.

De hecho, según las fuentes, el asaltante, de origen argelino, envió un mensaje telefónico a su expareja, con la que convivía en la ciudad barcelonesa, en el que le revelaba que se iba a ir, «Insha’Allah (si Dios quiere), al gran sitio que está arriba».

Las primeras hipótesis de la Fiscalía apuntan a un hombre que, movido por la vergüenza que sentía al ser homosexual, se refugió en la religión y comenzó a ser más extremo en la práctica del islam, de forma que con el ataque pudo intentar redimirse desde un punto de vista religioso y morir así «con buena fama».

Según las grabaciones de la comisaría, los investigadores creen que había una clara intención en el atacante de clavar el puñal a la mossa d’Esquadra que acabó abatiéndole, ya que se lanzó hacia ella y, tras un intento fallido, la persiguió por las dependencias policiales.

En total, la agente disparó en cuatro ocasiones al asaltante, si bien solo tres impactaron, según las fuentes.

Con todo, no se descarta por el momento la intención terrorista del abatido, del que no había constancia de que se intentase suicidar en otra ocasión, por lo que la Audiencia Nacional seguirá investigando los hechos.

Hasta ahora no hay constancia de que perteneciese al Dáesh ni se han encontrado en su casa material relacionado con la organización terrorista, si bien los agentes sí que hallaron el texto de la última oración que realizó antes del ataque.

Todavía queda por examinar los soportes informáticos intervenidos y practicar más diligencias que permitan dilucidar si el asaltante sufrió un cambio relevante que le llevase a actuar de esta forma y sobre todo si intervinieron terceras personas en el mismo.

Por lo tanto, los diferentes cuerpos de seguridad seguirán trabajando en la investigación bajo la misma fórmula que la adoptada tras los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) del 17 de agosto de 2017.

La investigación será centralizada por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo (CITCO) del que forman parte entre otros Guardia Civil, Policía Nacional y Mossos d’Esquadra, bajo la dirección del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno y de la Fiscalía de dicho tribunal.

Comentar ()