Una de las hipótesis que se barajan sobre el asalto del lunes a la comisaría de Cornellà (Barcelona), que los Mossos d’Esquadra están tratando como un “atentado terrorista” y un hecho “aislado”, es que Abdelouahab T. de 29 años que se abalanzó contra una agente de la comisaría profiriendo gritos sobre “Alá” utilizara el método conocido como “suicide by cops” (suicidio a cargo de la policía) para acabar con su vida, por la vergüenza que le suponía ser homosexual en el colectivo musulmán.

El “suicide by cops” es una técnica suicida en la que una persona que quiere acabar con su vida se comporta de una manera deliberadamente amenazante contra la policía para forzar una reacción por parte de los agentes con el fin de ser abatido. Los investigadores analizan esta hipótesis a raíz de la declaración como testigo de la expareja del asaltante, que afirmó que el hombre había reconocido en varias ocasiones que se quería suicidar porque no soportaba la presión que supone ser homosexual en una comunidad como la musulmana. De hecho, la mujer empezó a distanciarse del hombre cuando supo que era homosexual y finalmente se separaron días antes del ataque a la comisaría de Cornellà. La mujer advirtió en su declaración de que quizá el asalto a la comisaría pretendía camuflar su suicidio, a sabiendas de que podría ser abatido por los Mossos si amenazaba a los agentes con un cuchillo con proclamas sobre “Alá”.

A raíz del ataque de ayer en Cornellà, los Mossos d’Esquadra, junto a la Policía Nacional y la Guardia Civil, participan este martes, desde las 10.20 horas, en una reunión operativa del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo (CITCO), convocada para evaluar toda la información que se dispone de este incidente.