Política

El responsable de Turnitin en España: “Con un 13% de coincidencias puede haber plagio”

Moncloa ha utilizado ese programa antiplagio para afirmar que la tesis de Pedro Sánchez es original

logo
El responsable de Turnitin en España: “Con un 13% de coincidencias puede haber plagio”
Tesis doctoral de Pedro Sánchez.

Tesis doctoral de Pedro Sánchez. EP

Resumen:

Por mucho que Moncloa se empeñe en apagar el fuego, las dudas no dejan de surgir en torno a la tesis doctoral del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En la mañana de este viernes el Ejecutivo informaba de que, según los programas antiplagio Turnitin y Plagscan, la tesis estaba libre de plagio, algo con lo que no coincide plenamente el responsable del primero de ellos en España.

“Un programa antiplagio no dice si hay plagio o no a ciencia cierta, sólo da un porcentaje de similitud con otros archivos o documentos. Tiene que ser una persona la que luego determine la importancia de esa similitud, pero con un 13% puede haber plagio”, ha explicado el Lluis Val, responsable de Turitin en España, en una entrevista en Onda Cero.

Val ha explicado que es muy complicado obtener una definición de plagio e incluso poner de acuerdo, pero sí que ha concluido que un plagio “no depende del porcentaje de similitud”. Así, ha dicho, “con un 10% de coincidencia en partes no relevantes como frases mal citadas no habría plagio, pero con un 7% en elementos básicos como las conclusiones podríamos estar ante algo copiado”.

Por mucho que Moncloa se empeñe en apagar el fuego, las dudas no dejan de surgir en torno a la tesis doctoral del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En la mañana de este viernes el Ejecutivo informaba de que, según los programas antiplagio Turnitin y Plagscan, la tesis estaba libre de plagio, algo con lo que no coincide plenamente el responsable del primero de ellos en España.

“Un programa antiplagio no dice si hay plagio o no a ciencia cierta, sólo da un porcentaje de similitud con otros archivos o documentos. Tiene que ser una persona la que luego determine la importancia de esa similitud, pero con un 13% puede haber plagio”, ha explicado el Lluis Val, responsable de Turitin en España, en una entrevista en Onda Cero.

Val ha explicado que es muy complicado obtener una definición de plagio e incluso poner de acuerdo, pero sí que ha concluido que un plagio “no depende del porcentaje de similitud”. Así, ha dicho, “con un 10% de coincidencia en partes no relevantes como frases mal citadas no habría plagio, pero con un 7% en elementos básicos como las conclusiones podríamos estar ante algo copiado”.

En el comunicado hecho público por Moncloa en la mañana de este viernes se afirma que “el consenso en el ámbito académico” considera que el 13% está dentro de lo normal. Sin embargo, el responsable del programa informático no piensa igual y asegura que “no me aventuraría a decir cual es el porcentaje óptimo sin ver el documento”.

El software, uno de los más avanzados y que se utiliza como referencia en centros docentes europeos como la Universidad de Oxford, se basa en tres grandes patas para hacer sus comparaciones: un archivo de material público en internet, que engloba desde entradas de la Wikipedia a artículos periodísticos, publicaciones de universidades y organismos docentes y, por último, trabajos realizados por alumnos a los que ya se les ha aplicado Turnitin y cuyos trabajos se quedan en la base de datos.

Filtros a posteriori

El programa, que bebe de miles de millones de documentos para determinar el porcentaje de similitud, puede ser modificado por la persona que se sienta delante del ordenador. Preguntado sobre si es posible que, a igual documento y mismo programa salgan porcentajes diferentes, Val ha afirmado que “depende de los filtros posteriores pueden variar”.

Una vez que el software ha arrojado sus conclusiones el usuario puede pedirle que elimine ciertas frases que sean muy repetitivas, debido a que se haga referencia muchas veces al mismo Ministerio, por ejemplo. “Simplemente haciendo clic en una casilla se pueden aplicar los filtros”, ha dicho Val.

Por eso ha apelado de forma constante a la necesidad de que una persona, habitualmente el profesor o el académico, pueda afirmar, ayudado por los datos que arroja Turnitin, si ha existido un plagio o no.

Lluis Val también ha negado que Moncloa tenga una licencia para usar Turnitin. “Hasta donde yo sé, no la tienen. Si fuera así debería saberlo, o no estaría haciendo bien mi trabajo”, ha explicado en la entrevista en Onda Cero.

“No tengo constancia de que hayan adquirido una licencia para utilizar el programa”, ha afirmado, apuntando a la posibilidad de que “lo hayan hecho a través de una universidad, porque nuestros servicios son corporativos y no se venden a particulares”.