Política

Primer duelo Iglesias-Aznar: el líder de Podemos interroga al "general del ejército de zombies"

Este martes el Congreso será el escenario del primer 'careo' entre ambos dirigentes después de años de 'dedicatorias' cruzadas

logo
Primer duelo Iglesias-Aznar: el líder de Podemos interroga al "general del ejército de zombies"

E. I.

Resumen:

Pablo Iglesias y José María Aznar escenifican este martes un nuevo episodio tras años de desencuentros. El ex presidente de Gobierno acude al Congreso de los Diputados para comparecer en la comisión de investigación sobre la financiación irregular del PP, y el líder de Podemos será el encargado de interrogarle, propiciando así el primer ‘cara a cara’ entre ambos dirigentes. Dos liderazgos opuestos que sin embargo representan la cara y la cruz de la misma moneda, que ahora se ven las caras después de decenas de declaraciones y críticas cruzadas.

El dibujo que Iglesias hace de Aznar es la de un personaje acomplejado, carente de todo carisma, y con la vanidad suficiente como para construir un pensamiento propio alejado de la tradición política de la derecha. Entre la admiración y el repudio, el líder de Podemos describía así al ex presidente en su programa Fort Apache en abril de 2016. «Aznar no se trataba de un tipo brillante ni un tipo que merezca interés intelectual, pero sí era un tipo vanidoso», señalaba Iglesias.

«En la primera legislatura de Aznar se ve una derecha que entiende las cosas», admite el dirigente de Podemos, que apunta a la transformación posterior del personaje con la construcción del aznarismo como un proyecto propio. En esto habría influido, a su juicio, el hecho de que «la obsesión de Aznar era ser el sucesor de Felipe González», una circunstancia que «condiciona sus gestos, su actitud y la trayectoria». Iglesias reconoce a Aznar el hecho de crear «una derecha civilizada» durante un tiempo, eso sí, «con unas formas entre lo autoritario y lo ridículo».

Un carácter que podría recordar en algunos aspectos a Iglesias. Felipe González fue el primero que advirtió las similitudes entre ambos líderes. Lo hizo en 2015, en el programa Viajando con Chester, en el que dijo no identificarse con el líder de Podemos. “Se parece mucho más, en su lenguaje corporal y en cómo dice las cosas, incluso en su tipología humana, a Aznar. Mucho más», señaló entonces el también ex presiente socialista, que añadió que Iglesias se asemeja a Aznar «en su manera, en sus afirmaciones y en su carácter».

En mayo de 2015, medio año antes de las primeras generales de Podemos, Iglesias bromeó con la figura de Aznar. «Aznar está de campaña. Si lo ves, no dudes en llamarlos!», señalaba Iglesias en Twitter, en un mensaje acompañado por una imagen de los Cazafantasmas.

Los rifirrafes Iglesias-Aznar

Más allá de lo personal, Iglesias ha criticado en numerosas ocasiones la labor política de Aznar. «Qué terrible presidente tuvimos que padecer», exclamó en un gran acto de Podemos en Zaragoza, también en mayo de 2015. Aquel discurso, en Zaragoza, estuvo plagado de críticas hacia el ex presidente que engrosan la lista de agravios cruzados entre ambos. Un episodio en el que envió a Aznar «al cementerio de la historia». Y lo comparó nada menos que con el líder de una horda de «zombies».

«Le han sacado de la tumba para convertirse en el general de un Ejército de zombies muy preocupados por Podemos», comenzó Iglesias contra Aznar. «A los zombies les queremos en el cementerio de la historia, que es donde deben estar». «Recuerdo esa boda hortera, cómo desfilaron los hombres de la corrupción», continuó Iglesias, en referencia al enlace de la hija del expresidente popular.

«Son drogadictos que necesitan tener esa presencia pública», afirmó Iglesias sobre Aznar y González

Unos meses después, en octubre del mismo año, también se refirió al ex presidente como un «drogadicto» del poder. En una entrevista concedida a Antena 3, consideró que la política era una responsabilidad, «no un plan de vida», y atacó a los políticos que se relacionan con ella como «cocainómanos» y «la manera en que se hacen viejos». En esta casilla enmarcó directamente a José María Aznar y su «necesidad de salir aunque ponga en riesgo a su propio partido». «Son como drogadictos que necesitan tener esa presencia pública”.

Aznar, menos dado a las apariciones mediáticas en los últimos años, también lanzó severas críticas al partido de nuevo cuño. Tanto es así que Podemos se querelló contra el ex presiente en marzo de 2015 y le exigió 100.000 euros por manchar su imagen, después de que el ex líder del PP definiera a la formación como «un movimiento político que defiende modelos totalmente totalitarios y postulados populistas, y que ha sido financiado, al igual que sus dirigentes, por el régimen del chavismo».

Sin embargo, una de las dedicatorias cruzadas más memorables entre Iglesias y Aznar fue en abril de 2016, cuando aún estaba abierta la puerta a una coalición entre PSOE y Podemos antes de la repetición electoral. La mecha la prendió el ex presidente. En un programa donde era entrevistado por Bertín Osborne, le espetó: «Si Podemos gobernara, tú y yo estaríamos en la cárcel». Iglesias no tardó en contestar, aprovechando para cargar contra la justicia: «Aznar, preocupado por acabar en la cárcel cuando gobernemos, pero los que van a juicio por un chiste son Wyoming y Mateo», aseguró en Twitter después de que se admitiera a trámite una querella por un chiste sobre el Valle de los Caídos.

Otra de las menciones de Pablo Iglesias al ex presidente iba referida a una compra inmobiliaria del ex presidente y se produjo en 2014, cuatro años antes de que Iglesias e Irene Montero compraran su polémico chalet por 660.000 euros. «Aznar se compra una lujosa casa en Marbella por casi 2 millones de euros, con una gran bandera de España en el jardín. Qué patriota…», ironizaba el político.