Política

Los 'Jordis' anuncian "un juicio injusto, porque no hubo delito y los jueces lo saben"

Concentración en Barcelona frente a la consellería de Economía y Hacienda. EFE

Miles de personas han acudido a la llamada de Òmnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana para conmemorar el 20S y reclamar la liberación de los líderes independentistas en prisión incondicional. Una concentración menos masiva que otras veces, pero que ha contado con una nutrida representación institucional recibida al grito de «ni un paso atrás» a la llegada de Quim Torra, al que algunos sectores han reclamado también «abrir las cárceles».

Las denuncias contra la Justicia han centrado los parlamentos tanto de los actuales líderes de la ANC y Omnium, Elisenda Paluzie y Marcel Mauri, como de sus antecesores, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, en prisión incondicional precisamente por su participación en el asedio a la sede de la Conselleria de Economía de hace un año.

La chef Ada Parellada y el ex líder de la CUP David Fernández han leído la carta de los Jordisprotagonistas del 20S de 2017, en el que recuerdan que el «20S era un preludio del 1O». «La prisión es injusta como injusto será el juicio» añade la misiva, «no hay delito porque no hubo violencia. jueces y fiscales lo saben pero mienten y prefieren mantener relatos falsos».

Los Jordis destacan que hace un año «nos conjuramos para no desfallecer y seguir leales a los principios de no violencia en esta lucha por la democracia, la libertad y la república, desde la prisión seguimos leales a ese compromiso».

Paluzie ha reivindicado la jornada como el día en que «ganamos» pese a que «empezó el asedio del Estado» y lo que ha definido como una «operación de estado para construir el relato de violencia» que sostiene las acusaciones de rebelión contra los miembros del anterior Govern, los Jordis y la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

La presidenta de la ANC ha arremetido además contra los «jueces de parte, como demuestra el chat indigno de hoy». «Tienen un aparato judicial capaz de imputar como acusado a quien ha perdido un ojo» ha concluido en referencia la imputación de Roger Español.

Mauri exige a Sánchez que retire los cargos contra los líderes independentistas si no quiere ser «complice de la represión»

El líder de Òmnium, Marcel Mauri, ha insistido en las denuncias contra la Justicia y ha advertido a Pedro Sánchez «que no venga diciendo que apuestan por el diálogo cuando mantienen las falsas acusaciones, que retiren los cargos o serán cómplices de la represión».

«Aquí nació el espíritu del 1-O, hace un año supimos que juntos somos muy fuertes» ha concluido Mauri para reclamar que «no menospreciemos lo conseguido» y exigir unidad a partidos y entidades. «Han vuelto a perder, y volverán a perder, porque pensaban que el miedo ganaría y renunciaríamos, pero un año después seguís en la calle».

Primera entrega del 1-O

La conmemoración del 20S representa para los independentistas la reivindicación de la primera manifestación con la que la ANC y Òmnium demostraron que eran capaces de tomar la calle en horas y la denuncia del primer «ataque del Estado» a las instituciones catalanes, como describen los registros ordenados por el Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona para intentar frenar al celebración del referéndum del 1-O.

Una conmemoración que han liderado de nuevo las dos entidades independentistas, pero que cuenta con todo el apoyo institucional. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, el del Parlament, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han confirmado su asistencia a una manifestación en la que estará muy presente la reivindicación de la puesta en libertad de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, en prisión preventiva desde hace casi un año.

En este sentido se ha expresado esta mañana Colau, quien ha reclamado la libertad de los dirigentes independentistas presos,y ha defendido que Cuixart y Sánchez, «ejercieron su derecho a la manifestación pacífica» hace un año. «Barcelona estará a su lado exigiendo libertad y respeto a los Derechos Humanos», ha resaltado en un tuit.

Los Jordis han sido protagonistas desde esta mañana, por la presencia de sus parejas en la sede del Departamento de Economía, donde han encabezado junto al conseller Pere Aragonés una primera concentración protagonizada básicamente por funcionarios de la propia conselleria.

Cuixart: «volvería a hacerlo»

Por su parte, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, ha defendido este jueves su actuación y la del entonces líder de la ANC, Jordi Sánchez, en la protesta ciudadana durante el registro de la sede de la Conselleria de Economía el 20 de septiembre de 2017: «Hicimos lo que debíamos y lo volveríamos a hacer tantas veces como haga falta».

«Manifestarse pacíficamente no puede ser nunca un delito. Aquello también sirvió para poder denunciar que en el Estado español y en pleno siglo XXI se coarta la libertad de expresión de la ciudadanía, así como el ejercicio de derechos fundamentales», ha dicho en una entrevista de eldiario.es. Cuixart ha defendido que será juzgado por «manifestarse cívica y pacíficamente, y por llamar a la participación popular», y asegura que el hecho de que se subiera con Sánchez a un coche de la Guardia Civil ha sido el pretexto para abrirle una causa judicial.

Jordi Sánchez, por su parte, ha reivindicado también la jornada del 20S como la primera «victoria» del independentismo en un tuit publicado en sus redes. «Resistimos pacíficamente, desde la no violencia, en defensa de nuestras instituciones» argumenta el ex líder de la ANC y actual presidente del Grupo de JxCat en el Parlament.

 

También la CUP ha reclamado su cuota de protagonismo en el recuerdo de una jornada en la que la Policía entró en la sede del partido antisistema para requisar material del 1-O, pero fue expulsada por los dirigentes antisistema por no disponer de orden judicial. Frente a la sede de la CUP se vivieron entonces momentos de tensión entre los agentes policiales y los manifestantes que acudieron a «defender» la sede a llamada del partido.

Las juventudes del partido han abierto este jueves las reivindicaciones en twitter con un mensaje en el que se presentan como la «chispa que más pronto que tarde encenderá la llama de la revolución que viviremos».

Te puede interesar

Comentar ()