Política

La Fiscalía del Supremo se opone a abrir una causa penal a Casado por su máster

El Ministerio Público solicita que la exposición razonada de la juez del caso máster sea archivada por el Alto Tribunal.

Javier Maroto, Pablo Casado y Teodoro García Egea, en el Congreso de los Diputados.

Javier Maroto, Pablo Casado y Teodoro García Egea, en el Congreso de los Diputados. EFE

La Fiscalía del Tribunal Supremo ha remitido este viernes a la Sala Penal un informe donde se muestra contraria a la apertura de una causa penal contra el líder del Partido Popular, Pablo Casado, por las presuntas irregularidades de su máster del Instituto de Derecho Público que capitaneaba el catedrático Enrique Álvarez Conde, según han avanzado fuentes jurídicas a El Independiente.

En su informe, redactado por el teniente fiscal Luis Navajas, el representante del Ministerio Público pide al Supremo que archive la exposición razonada remitida por la titular del Juzgado de Instrucción Número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel al no ver indicios ni de la comisión de un delito de cohecho impropio ni de prevaricación administrativa en la actuación del líder de los ‘populares’.

En su informe, el fiscal considera que los indicios en los que se basa dicha exposición razonada “no son lo suficientemente consistentes ni aportan un nivel suficiente de solidez que permita aconsejar la apertura de un procedimiento, que sería meramente prospectivo, al no existir indicios incontestables de la existencia de responsabilidad penal por parte del aforado, ni haber quedado acreditado de forma alguna, ni siquiera indiciaria, que existiera concierto del Casado con cualquiera de los demás investigados”.

«Meras sospechas y conjeturas»

La Fiscalía tampoco encuentra en la exposición razonada dato alguno que avale, ni siquiera de forma indiciaria -al menos en relación con el aforado-, la existencia de un concierto previo de Álvarez Conde con lo que se denomina “un grupo de alumnos escogidos” para matricularse en el citado postgrado. El teniente fiscal explica que si bien la instructora de Plaza de Castilla (Madrid) ha tenido una «iniciativa prudente» al enviar la exposición razonada contra el aforado lo cierto es que la misma «carece del sustrato necesario como para que pueda ser tenida en cuenta por el Alto Tribunal».

El fiscal Navajas afirma además que las conclusiones expuestas por la magistrada Carmen Rodríguez Medel en su exposición razonada «no pasan de ser meras sospechas y conjeturas. «La instructora a la de construir su tesis sobre la supuesta participación del aforado como cooperador necesario en el delito de prevaricación administrativa, presuntamente cometido por persona no aforada, obvia completamente los requisitos y exigencias que al respecto exige la doctrina del Tribunal Supremo», reza el informe.

Asimismo, el Ministerio Público es muy duro a la hora de resaltar que la instructora del caso máster, aún conociendo las exigencias del Alto Tribunal para investigar a aforados, «no se atiene a dichos criterios por cuanto que los indicios en los que se basa ni son los suficientemente consistentes, sino todo lo contrario, ni aportan un nivel suficiente de solidez que permita aconsejar la apertura de un procedimiento».

Aunque el criterio que adopte la Fiscalía no es vinculante, el hecho de que el acusador público no vea indicios de delito en las convalidaciones de cuatro asignaturas de Casado por parte del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) será uno de los argumentos de peso que analizará la Sala de Admisión del Tribunal Supremo antes de decidir si admite o rechaza la exposición razonada remitida por la jueza Rodríguez-Medel.

La juez del máster mueve ficha

Tras conocer el informe del fiscal, dicha juez ha preguntado Fiscalía que se pronuncie sobre el archivo de la causa en relación a tres compañeras de promoción de Casado en la Universidad Rey Juan Carlos.

En una providencia dictada hoy, la instructora pregunta al Ministerio Público si debe archivar la investigación respecto a las alumnas María Mateo Feito, que tuvo dos cargos en Gobiernos de Mariano Rajoy en los ministerios de Empleo y Economía; Alida Mas Taberner, que fue subsecretaria de la conselleria de Educación de la Generalitat valenciana, durante la presidencia de Francisco Camps; y la profesora de la URJC María Dolores Cancio Álvarez.

Comentar ()