Podemos presume a estas horas de ser un partido que “gobierna”. El partido de Pablo Iglesias se esfuerza este jueves por hacer una exhibición de fuerza y de su capacidad de influencia sobre el gobierno de Pedro Sánchez tras el acuerdo presupuestario alcanzado esta madrugada que incluye, entre otras cosas, subir el SMI a 900 euros o regular el precio del alquiler. Iglesias ha destacado ya que el Ejecutivo socialista ha “cedido” y ha “aceptado muchas de nuestras propuestas”, sacando pecho de la dureza de las negociaciones.

“En las últimas horas hemos visto que han cedido”, ha señalado Iglesias, que ha añadido que “el Gobierno ha aceptado muchas de nuestras propuestas”. En una entrevista en La Sexta, el dirigente ha subrayado las dificultades que ha atravesado el acuerdo, después de que el pasado lunes Podemos diera un ultimátum asegurando que estaba en el ‘no’ a los Presupuestos Generales de 2019. “Hemos sido muy duros negociando porque nos hemos jugado mucho”, ha presumido Iglesias, que ha insistido en que ” que nosotros nos pusiéramos duros se ha visto el resultado en este acuerdo” y que “no habría unos presupuestos como estos” sin la intervención de la formación morada.

El secretario general de Podemos ha sacado músculo y se ha felicitado por la “utilidad” y “seriedad” de su partido. “Es un orgullo ser útiles, hacer un país mejor”, ha dicho. Preguntado sobre la campaña del PP para poner la bandera española en los balcones durante el Día de la Hispanidad, Iglesias ha adelantado que Podemos no pondrá la bandera. “No vamos a poner la bandera, somos un partido serio que negocia la subida del SMI (…), negocia acuerdos fiscales, negocia acuerdos serios. Me parece muy bien que el PP se dedique a estas cosas y nos dejen las cosas importantes. Que sigan así, con banderas, y nos dejen gobernar a nosotros”.

Marca distancias con el pacto PP-Cs: “Rivera no se notaba en el Gobierno”

El dirigente se esfuerza también en marcar distancias con el papel que ejerció hasta junio Ciudadanos, que llegó a un acuerdo permitir el Gobierno del PP y que después tuvo que soportar múltiples desplantes y promesas incumplidas que terminaron por convertir el pacto en “lentejas, si quieres las tomas y si no las dejas“, tal como lo acabaron definiendo los populares.

Pablo Iglesias, que intervino de madrugada para cerrar el documento de 50 páginas [consultar aquí], ha tratado de diferenciarse del partido de Albert Rivera, que en 2016 firmó otro documento titulado Los 150 compromisos para mejorar España que quedó finalmente en papel mojado. En este sentido, el dirigente ha puesto en valor su acuerdo frente al de PP y Ciudadanos, incidiendo en la “utilidad” de Podemos en los nuevos Presupuestos: “La presencia de Rivera no se notaba nada en el Gobierno, ahora aparecen cosas que no se habían visto en España”.

Iglesias: “Podemos tendrá que formar parte de un Gobierno de coalición”

Los Presupuestos tendrán que pasar por el Congreso y contar con el apoyo de ERC, PdeCat y PNV, aunque los primeros ya han advertido de que no aprobarán las cuentas a menos que el Gobierno “inste a la Fiscalía” a liberar a los políticos encarcelados por el procés.

Iglesias ha restado credibilidad a esta afirmación, se ha mostrado optimista respecto a la aprobación del acuerdo y ha lanzado un mensaje a ERC: “Quiero pensar que Esquerra Republicana no va a condicionar la subida de SMI a aspectos en los que estamos de acuerdo”, ha destacado, reiterando que “nosotros pensamos que esos políticos no deberían estar en la cárcel”. “Espero que sean responsable. (…) A ERC le conviene que estemos en esa mesa de diálogo”, ha dicho, en referencia a las negociaciones sobre Cataluña.

Iglesias ha insistido también en que Pedro Sánchez “me transmitió que quiere llegar a 2020” sin convocar elecciones anticipadas. En el escenario electoral, el líder de Podemos ha insistido en un la formación de un Gobierno de coalición que aglutine al “bloque progresista” y que permita la entrada en el Gobierno del partido morado. “Podemos tendrá que formar parte de un Gobierno de coalición”.