El comisario principal Enrique García Castaño, más conocido como ‘El Gordo’ e imputado en la operación Tándem, sabía que estaba siendo investigado por sus vínculos con el policía ya jubilado José Manuel Villarejo semanas antes de ser detenido por orden de la Fiscalía Anticorrupción el pasado 11 de julio.

Así lo detalla García Castaño en un acta de manifestaciones que hizo el pasado 28 de mayo de 2018 ante el notario de Madrid Fernando Pérez Alcalá del Olmo, después de haber acudido a hablar con el magistrado de apoyo del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, Diego de Egea, y posteriormente con los fiscales Anticorrupción Ignacio Stampa y Miguel Serrano.

En dicha acta, que obra en poder de El Independiente, el comisario principal explica que el lunes 28 de mayo acudió a la Audiencia Nacional para “presentar un escrito ante dicho órgano judicial y con motivo de las diligencias previas número 96/2017, en las que no tengo participación ni condición de parte activa o pasiva”. García Castaño precisa que, antes de presentar el escrito en sede judicial, solicitó verse con el instructor de Tándem y que el juez De Egea lo recibió y “atendió muy diligentemente”.

El juez me recomendó que me dirigiese a Anticorrupción”, reveló el comisario tras conocer que estaba siendo investigado en secreto

Acto seguido, el comisario afirma que el magistrado le explicó que su escrito “en el mejor de los casos sería devuelto sin ser proveído puesto que el procedimiento judicial no se dirige contra mí por no ostentar la condición de investigado”. Igualmente, el policía deja conocimiento ante notario de que De Egea no tenía intención de detenerle: “El magistrado juez me ha comunicado que no existe intención por el Juzgado Central de Instrucción Número 6 de ordenar detención alguna y que, en todo caso y a raíz de lo expuesto en mi escrito, sería recomendable que me dirigiese a la Fiscalía Anticorrupción a los efectos de manifestar lo que en el meritado escrito de 28 de mayo quería poner de manifiesto ante el órgano judicial”.

Acta notarial García Castaño

Primera de las seis páginas que integran el acta de manifestaciones de García Castaño ante notario.

Además, ‘El Gordo’ explica en ese acta notarial –que forma parte de las diligencias previas 18/55 abiertas por De Egea y que fue aportada a la Audiencia Nacional el pasado 27 de julio por la defensa de García Castaño- que él ya sabía que estaba siendo investigado porque “determinados periodistas” le dieron un chivatazo. Asimismo, el veterano agente añade que quería presentar un escrito en la Audiencia “a los efectos de aclarar determinados aspectos que estaban trasladándome y que podría afectar a mi situación personal”.

Los fiscales: “La causa está secreta”

En otro pasaje, el imputado narra su reunión con los miembros de Anticorrupción, que tuvo lugar -según su relato- después de ponerse “a disposición de la autoridad judicial” y a la que acudió acompañado por dos abogados. “Al atender a la sugerencia de su señoría y sin dilación me he personado ante la Fiscalía como testigo o para prestar cualquier tipo de colaboración con el Ministerio Fiscal. Los dos fiscales que me han atendido me han comunicado que se han visto sorprendidos de mi propósito, ya que la causa está secreta”, refleja el acta.

Dos meses después de estos hechos, el comisario Enrique García Castaño era detenido por orden de Anticorrupción por la comisión de delitos de blanqueo de capitales, cohecho, descubrimiento y revelación de secretos y organización criminal en el marco de la operación Tándem. Tras declarar ante el instructor, el investigado quedó en libertad con medidas cautelares.

Los fiscales Anticorrupción han confirmado a ‘El Independiente’ los extremos de la reunión relatada en el acta notarial

Según informan fuentes de la investigación, hasta los registros que se llevaron a cabo en su vivienda se desplazó uno de los letrados del bufete del ex juez Baltasar Garzón que pidió explicaciones sobre quién había dado la orden de detenerle porque sabían que no había sido el juez porque “no veía nada contra su cliente”. Su defensa fue informada entonces de que el arresto había sido ordenado por los fiscales Stampa y Serrano, que estuvieron presentes en la citada diligencia de entrada y registro.

El Independiente se ha puesto en contacto tanto con el juez como con los fiscales para conocer de primera mano si dan veracidad al contenido del citado acta notarial.  El instructor no ha querido hacer valoraciones sobre dicho documento si bien Anticorrupción ha señalado que todo lo que se recoge en el mismo, referente a la reunión con ellos, es “fidedigno”.

Las cintas de Corinna

El arresto de ‘El Gordo’ se producía el mismo día que El Español y OKdiario difundieron la grabación de una reunión mantenida en 2015 en Londres entre Villarejo y Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en la que ésta aseguró que el rey Juan Carlos la había utilizado como testaferro para ocultar propiedades aprovechando que ésta tiene residencia fiscal en Mónaco y en el Principado no es obligatorio declarar el patrimonio.

El arresto de ‘El Gordo’ se produjo el mismo día que se difundieron las cintas de una reunión de Villarejo con Corinna

En el entorno de García Castaño existe el convencimiento de que los fiscales Anticorrupción ordenaron su detención tras ser convencidos de que había sido él quien filtró las cintas de Corinna, extremo que el comisario principal considera “absolutamente falso”. Fuentes de la investigación niegan de forma rotunda esta relación causa-efecto de los hechos.

En un escrito remitido al Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, ‘El Gordo’ ha pedido autorización para poder declarar sin atenerse a la Ley de Secretos Oficiales. Comisario principal, forma parte en la actualidad del Consejo Asesor de la Policía Nacional después de haber ocupado la coordinación de las comisarías de la zona Sur de Madrid tras su destitución, en febrero de 2017, como máximo responsable de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO).