Política

Iglesias acusa a Sánchez de "no estar a la altura del espíritu de la moción de censura"

logo
Iglesias acusa a Sánchez de "no estar a la altura del espíritu de la moción de censura"

Pablo Iglesias en el Congreso. EFE

Resumen:

Pablo Iglesias ha reprochado desde la tribuna del Congreso la postura del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, que ha defendido la venta de armas a Arabia Saudí después del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí. El líder de Podemos ha acusado al socialista de no estar «a la altura» del «espíritu de la moción de censura» que le llevó a la Moncloa. Le ha exigido «valentía» y que «que rectifique» en este punto, «porque en el fondo está de acuerdo conmigo».

Iglesias ha pedido a Sánchez que evite los «eufemismos» para referirse a las armas vendidas a Riad. «Reconózcame que en este punto no han estado a la altura del espíritu de la moción de censura», ha señalado Iglesias. «Han dicho desde el Gobierno que [las armas] son bombas de precisión que no matan a civiles. Todos los que estamos en esta Cámara sabemos que las armas de precisión matan civiles. Halemos con claridad, no usemos eufemismos», ha exigido el dirigente morado al presidente de Gobierno.

«Las cosas se pueden hacer un poquito mejor. Con Arabia Saudí se tiene que hacer con claridad y sin eufemismos», ha señalado Iglesias desde la tribuna. «Hay que dejar de vender armas ya», ha zanjado el líder de Podemos, que ha pedido a Sánchez «valentía» en este asunto. «Debemos alejarnos de las políticas del PP y eso implica dar algunos pasos con más valentía si queremos ser una referencia europea que plante una barrera frente al avance del fascismo».

Iglesias: «Si hay que pagar esa factura la pagamos todos»

El líder de Podemos se ha mostrado tajante. «¿Hay que revocar los contratos firmados? Sí», se ha respondido. Iglesias ha apostado por dos planes para las armas y las corbetas comprometidas con el reino árabe. El primero consiste en que «el Gobierno tiene que buscar un comprador alternativo».

Pero, si no hay éxito en esta empresa, el dirigente podía que el propio Gobierno español, a través del Ejército, comprara ese armamento, y esa compra figurase en los Presupuestos Generales del Estado. El plan B de Iglesias consiste, como él mismo ha explicado en el Congreso, en «demostrar que la cuarta economía de la zona Euro puede soportar la carga de trabajo de los astilleros. No somos un país pequeño», ha continuado. «Si hay que pagar esta factura la pagamos todos».