Política PODEMOS

Pablo Iglesias llama a manifestarse este sábado...contra los partidos de oposición

El secretario general de Podemos ha pedido salir a las calles para exigir los derechos "que las políticas austericidas de PP y C's usurparon"

logo
Pablo Iglesias llama a manifestarse este sábado...contra los partidos de oposición

Pablo Iglesias en el Congreso. EFE

Resumen:

La manifestación de este sábado en Madrid será cuanto menos insólita. El partido de Pablo Iglesias ha llamado a la movilización este fin de semana, con la particularidad de que no dirige sus críticas al Gobierno, sino a un partido de oposición que ya fue desalojado de Moncloa tras la moción de censura de Pedro Sánchez. Los de Iglesias temen que Pedro Sánchez incumpla el acuerdo en el que han puesto todas sus esperanzas e intentan aumentar la presión social tras los primeros desplantes sufridos. Eso sí, evitan cualquier crítica a los socialistas y se centran sólo en las formaciones de oposición.

El secretario general de Podemos ha pedido salir a las calles para exigir los derechos «que las políticas austericidas de PP y C’s usurparon», centrando sus críticas al resto de partidos de oposición. No hace en cambio referencia alguna al partido de Gobierno, con quien firmaron un acuerdo presupuestario que ya ha sufrido sus primeras tensiones. El núcleo duro de Podemos ha convocado a la movilización en redes sociales, repitiendo este mismo esquema y cargando contra PP y Ciudadanos.

El fundador de Podemos Juan Carlos Monedero también va en línea con el líder de Podemos, y considera que el objeto de la manifestación es «para recordarle al PP y a Ciudadanos que la austeridad mata», según un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

La diputada y portavoz de la Ejecutiva morada, Noelia Vera, también carga contra los partidos de oposición y asegura que la movilización es «para reclamar los derechos recortados por el PP y su escudero naranja», mientras que la también diputada Sofía Castañón se pregunta si «vamos a permitir que la austeridad y las nefastas políticas de empleo del PP y su muleta naranja sigan lastrando nuestras vidas».

En todos estos mensajes hay un punto en común: no hay referencia alguna al PSOE, a quien Iglesias ofreció sus sus votos sin consultar siquiera a las bases de su partido. Podemos empieza a temer el incumplimiento de los acuerdos firmados, que van más allá de lo presupuestario y que, en muchos de los casos, son compromisos para estudiar la elaboración de leyes que no tienen plazo de cumplimiento alguno.

Iglesias ya adelantó hace días que llamarían a los suyos a «empujar» en las calles para que se pongan en marcha estas medidas, aunque en estas movilizaciones no hay ningún mensaje dirigido al propio Pedro Sánchez. Este mismo martes, Podemos pidió al Gobierno la puesta en marcha de una «mesa de seguimiento del acuerdo» como una forma de asegurar que el Ejecutivo cumpliera lo pactado.

Esto llegó horas antes de que el Gobierno asumiera posiciones propias en algunas materias: el miércoles, el ministerio de Trabajo anunció la subida de la cuota de autónomos, provocando las primeras tensiones entre las filas de Podemos, que no pudieron hacer más que resignarse y pedir su rectificación.