Política

Podemos no remonta en los sondeos: perdería hasta un tercio de sus diputados

Las últimas encuestas privadas no mejoran la previsión electoral de Pablo Iglesias vaticinada por el CIS

logo
Podemos no remonta en los sondeos: perdería hasta un tercio de sus diputados

Pablo Iglesias.

Resumen:

Podemos tuvo el pasado agosto su peor resultado histórico. El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas daba al partido de Pablo Iglesias y sus confluencias un 15,6% del voto, una cuarta parte menos que el 21% que consiguieron en las últimas elecciones generales. Desde entonces, tanto los sondeos oficiales como las encuestas privadas le sitúan lejos de su último resultado electoral. La formación perdería a día de hoy entre un quinto y un tercio de su representación parlamentaria, según los distintos datos.

El CIS de octubre le otorgaba un 17,3% aplicando la fórmula Tezanos, que contempla sólo intención de voto directo y simpatía, favoreciendo a todas las formaciones menos al PP. Pero las encuestas privadas empeoran estos vaticinios: según varios estudios publicados en distintos medios, Podemos podría perder entre 15 y 24 escaños y pasar de sus 71 diputados a actuales a 47 o 57 escaños.

La última estimación del voto publicada este martes ha sido elaborada por Key Data para el diario Público y otorga a la coalición de Unidos Podemos 56 diputados, un 20% menos de la representación  que tienen actualmente.

Más pesimista fue el sondeo publicado hace unos días por eldiario.es. La encuesta, elaborada por Celeste-Tel, da al partido de Iglesias un 17,4% de porcentaje de voto, una cifra muy parecido a la arrojada por el último CIS (17,3%). Con estas cifras, según el informe, la coalición obtendría entre 47 y 51 representantes en el Congreso de los Diputados, de manera que en el peor de los casos, con 47 diputados, los de Iglesias perderían un tercio de su presencia en el Parlamento, con un 33% menos de diputados.

Pero estos datos no son los únicos. A mediados de septiembre, la misma empresa elaboró otro sondeo en el que empeoraban estos resultados y situaban a Podemos entre 43 y 51 diputados. De hacerse realidad el peor de los pronósticos, los de Iglesias perderían 28 diputados, un 40% menos de representación.