Política

Arenas calla sobre la investigación que Cospedal pidió a Villarejo: “Es lo mejor para mi partido”

Recuerda que él también fue secretario general del PP además de tener muchas otras responsabilidades

logo
Arenas calla sobre la investigación que Cospedal pidió a Villarejo: “Es lo mejor para mi partido”
Javier Arenas y María Dolores de Cospedal, en un acto de campaña en Écija (Sevilla).

Javier Arenas y María Dolores de Cospedal, en un acto de campaña en Écija (Sevilla) en 2011. EP

Resumen:

El que fuera “archienemigo” de María Dolores de Cospedal en el PP además de uno de los valedores de Luis Bárcenas, Javier Arenas, no ha querido entrar a valorar los informes que supuestamente encargó en 2009 la entonces secretaria general popular respecto a sus vínculos con el ex tesorero, hoy en prisión. Arenas ha despachado con  un “el PP es mi partido. He sido en el PP casi todo, también secretario general y he tenido muchas responsabilidades y lo mejor que puede hacer es no hacer ningún comentario”, a las preguntas de los periodistas en el Senado.

Arenas acude a una reunión del Grupo Popular en la Cámara Alta presidida por el líder del PP, Pablo Casado, en la que era la primera vez que se ponía a tiro de la prensa tras conocerse el pasado viernes que hubo presuntos informes sobre su actividad encargados al ex comisario Villarejo, según se interpreta de las conversaciones publicadas por moncloa.com.

Interrogado sobre si le extrañó haber sido investigado, si cree que Mariano Rajoy conocía de esas gestiones y, en último caso, si cree suficiente el paso  dado por Cospedal de dejar su cargo en la dirección del partido aunque mantiene la presidencia de la comisión de Exteriores del Congreso y su escaño, se ha mostrado elusivo.

“Lo mejor para el partido”

“No voy a hacer ningún comentario porque creo que es lo mejor para nuestro partido” ha sido la respuesta a todos esos interrogantes. De un enorme ascendente sobre Rajoy y con una buena relación con Bárcenas, Arenas participó en la famosa cita en Génova en 2010 que reunió a los tres además de a la esposa del  extesorero, Rosalía Iglesias. Con Bárcenas ya fuera de las cuentas del partido tesorería, aquel encuentro se trató de “una reunión humana y no política”, según afirmó Arenas en sede judicial.