Política

El Supremo rechaza por unanimidad la recusación de Marchena y el resto de jueces del ‘procés’

logo
El Supremo rechaza por unanimidad la recusación de Marchena y el resto de jueces del ‘procés’

El presidente de la Sala Penal del Tribunal Supremo, Manuel Marchena.

Resumen:

La Sala del 61 del Tribunal Supremo ha rechazado este miércoles por unanimidad las recusaciones promovidas por los líderes independentistas contra los miembros de la Sala de Enjuiciamiento del ‘procés, entre ellos el presidente y ponente Manuel Marchena. Siguiendo el criterio de la Fiscalía la Sala que preside Carlos Lesmes no aprecia que existan motivos reales que cuestionen la imparcialidad de los siete miembros que integran el citado tribunal.

La resolución se dará a conocer en los próximos días. Según informan fuentes jurídicas, la ponencia ha correspondido al magistrado de la Sala V, Jacobo Barja de Quiroga López.

Tal y como adelantó El Independiente, Marchena, al que se recusó después de que salieran a la luz pública los whatsapps del senador del Partido Popular Ignacio Cosidó sobre el “control” en la Sala Segunda,  y el resto de miembros del tribunal rechazaron apartarse la semana pasada de forma voluntaria del procedimiento, dejando en manos de la Sala del 61 el órgano la última decisión sobre esta cuestión.

Es la segunda ocasión en que los investigados intentar alterar la composición de todo el tribunal. La primera de ellas el pasado mes de agosto cuando sin éxito recusaron, junto al presidente de la Sala, a los jueces Andrés Martínez Arrieta, Antonio del Moral, Juan Ramón Berdugo y Luciano Varela. Ahora, también trataron de recusar a los togados Ana Ferrer y Andrés Palomo, también integrantes del tribunal que debe juzgar en los próximos meses el desafío independentista en Cataluña.

Por su parte, la Fiscalía del Alto Tribunal pidió que se rechazasen de plano las citadas recusaciones. Sobre la recusación de Marchena a raíz de los mensajes de móvil de Cosido el Ministerio Público sostuvo que “la denuncia de parcialidad de Marchena es inasumible en tanto no viene referida a ninguna acción, expresión o pronunciamiento del mismo en el ámbito público de sus funciones, ni en privado de su vida personal, que le aleje de la absoluta imparcialidad y ajenidad respecto del objeto del proceso y las personas que en el mismo están afectadas o de algún modo intervienen”.

Respecto al resto de recusaciones formuladas contra los otros miembros del tribunal, donde se apela a la nueva doctrina de Estrasburgo con el ex líder de Batasuna Arnaldo Otegi, la Fiscalía subrayó que “presumir que los seis magistrados recusados (todos menos Marchena) son parciales por mera ósmosis y por extensión no solo es contrario a la presunción de imparcialidad del juzgador (…) sino que carece de fundamento absoluto”.