Gobierno y Generalitat estudian la celebración de una cumbre entre ambos ejecutivos el próximo jueves, un encuentro previo a la celebración del Consejo de Ministros del viernes en Barcelona, en el que participarían, además de Pedro Sánchez y Quim Torra, tres ministros y tres consellers. Fuentes de la Generalitat han confirmado que ésta es la propuesta sobre la que trabajan los negociadores de ambos ejecutivos, aunque advierten que no hay un acuerdo cerrado.

Por parte de la Generalitat participarán en el encuentro dos dirigentes de JxCat: el propio Torra y la consellera de Presidencia, Elsa Artadi; y dos de ERC, el vicepresidente Pere Aragonés y la consellera de Justicia, Ester Capella, en una reunión que tendrá lugar el jueves. Una vez cerrado el formato y el día, ambos gobiernos debaten ahora el contenido del encuentro, en el que la Generalitat ha insistido repetidamente que debe poder «hablarse de todo». Una expresión que implica hablar del reclamado referéndum de autodeterminación y del proceso judicial a los líderes del 1-O, tras el inicio del juicio en el Tribunal Supremo este martes.

Tras hacerse público que el Gobierno se reuniría en Barcelona para celebrar su segundo Consejo de Ministros fuera de Madrid, la Generalitat propuso la celebración de una cumbre bilateral entre ambos ejecutivos. Un formato que permitía al ejecutivo independentista de Quim Torra dar la imagen de relación bilateral de rango estatal con el Gobierno, y que fue rápidamente desestimada por la ministra de Administración Territorial, Meritxell Batet.

Moncloa, por su parte, planteó desde el principio un encuentro entre Sánchez y Torra para cumplir con la promesa hecha el pasado julio de que devolvería la «visita» al presidente catalán en Barcelona. Una opción que equipara a Torra con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, primera anfitriona del Consejo de Ministros que preside Sánchez.

En los últimos días se han reproducido los contactos de la vicepresidenta Carmen Calvo con Aragonés y Artadi para desencallar el bloqueo y poder ofrecer una imagen de cierta normalidad que «salve» la visita del Gobierno a Cataluña pese a las movilizaciones anunciadas por todos los sectores del independentismo en contra del Ejecutivo de Pedro Sánchez. La última reunión se produjo este lunes en Barcelona, y los contactos telefónicos han seguido entre los respectivos equipos.

Premios de Foment

La cita coincidiría además con la celebración de la cena anual de la patronal catalana Foment del Treball, en la que se entregan los premios Ferrer Salat y tradicionalmente ha contado con representantes del Gobierno, la Generalitat, y en los últimos años Felipe VI. En esta ocasión el Rey ha declinado la invitación, pero el Ejecutivo ya ha confirmado la presencia de sus ministros económicos y fuentes de la patronal han avanzado que el presidente del Gobierno ha confirmado su asistencia, aunque desde Moncloa no se ha hecho pública esa confirmación.

Por parte de la Generalitat es segura la asistencia de Aragonés, Artadi y la consejera de Empresa, Angels Chacón, pero Torra no ha confirmado todavía si acudirá a la cita. La confirmación de una cumbre entre gobiernos sin duda facilitará el camino a la participación posterior en la gala de Foment, que el Govern quería evitar que se convirtiera en un sucedáneo del reclamado encuentro entre ejecutivos.