Política

Villarejo asegura que fue Anticorrupción quien le propuso un pacto: "Fue una trampa"

La familia difunde la grabación de una conversación telefónica en la que el comisario reacciona después de que este diario desvelara la reunión que el abogado de su mujer mantuvo con los fiscales del caso / Llama "trilero" al ministro Marlaska

El comisario Villarejo, en una entrevista con 'El Independiente' meses antes de su detención.

El comisario Villarejo, en una entrevista con 'El Independiente' meses antes de su detención. G. M. P.

El comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión preventiva desde hace más de un año, asegura que fue la Fiscalía Anticorrupción y no él quien propuso el pacto y que no tiene dudas de que el Ministerio Público le tendió una «trampa» con la intención de «justificar una instrucción inquisitorial».

En una conversación grabada el pasado 23 de diciembre por su esposa con motivo de una comunicación telefónica recibida desde prisión, facilitada por aquélla a este diario y en la que el recluso dice ejercer su «derecho de rectificación», el antiguo agente encubierto dice que es «rotundamente falso» que hubiera enviado a un emisario para negociar con los fiscales asignados al caso Tándem -Miguel Serrano e Ignacio Stampa- y asegura que fue Anticorrupción quien pidió entrevistarse con su letrado. «Ante la negativa [de éste] se lo pidió al de mi esposa», manifiesta el policía ya jubilado.

Villarejo reacciona así después de que El Independiente desvelara la reunión que el abogado Javier Iglesias -éste dirige la defensa de Gemma Alcalá, esposa del comisario retirado y también investigada en Tándem– mantuvo la pasada semana en la sede de la Fiscalía Anticorrupción con Serrano y Stampa. Según las fuentes consultadas, el objetivo de dicho encuentro era transmitir a los representantes del Ministerio Público el siguiente mensaje: si Villarejo queda en libertad no verán la luz más documentos sensibles para los cimientos del Estado de Derecho.

 

En la grabación, el comisario sostiene que tuvo conocimiento de dicha reunión después de que se hubiera producido y cuando el letrado de su esposa fue a contárselo a la cárcel. Según Villarejo, su abogado «se negó» a reunirse porque exigió como condición que estuviera presente el juez Diego de Egea, «al que han echado porque quería ponerme en libertad».

La Fiscalía y el magistrado de apoyo han mantenido abiertas diferencias durante la instrucción del caso, por el que Villarejo se mantiene en prisión desde el 5 de noviembre de 2017 como líder de la trama. Los fiscales se han negado a que el antiguo agente encubierto pueda salir en libertad siquiera bajo fianza por riesgo de fuga y porque la información que arrojen las comisiones rogatorias cursadas podrían dar pie a la puesta en marcha de nuevas líneas de investigación, mientras que el juez era partidario de no prolongar la encarcelación.

Villarejo, en la grabación de una conversación desde prisión: «Conmigo no cuenten para hacer daño a la monarquía»

José Manuel Villarejo dice que su versión «se puede comprobar muy fácilmente» leyendo las declaraciones que ha prestado en la Audiencia Nacional, que -asegura- «han desaparecido» y de las que no le dan copia a su abogado para poder ejercer la defensa. «En ellas se ve claramente cómo me interrogan para que cuente cosas sobre nuestro rey y cómo me niego en redondo. Luego es kafkiano que me acusen de no colaborar con los fiscales porque no les digo nada del rey y al mismo tiempo me acusen de chantajista por filtrar los datos que me negué a decir en sede judicial. Si alguien quiere hacer daño a la monarquía son los que se abrazan con los abogados de Podemos cada vez que coinciden con ellos. Conmigo que no cuenten, allá ellos y su conciencia. Esta secta de ‘iluminatis’ sólo busca destruir la Corona a cualquier precio», mantiene.

Según su versión, los fiscales querían conocer todos los detalles de las reuniones y comidas mantenidas con «personas de nivel» con los que había hablado, lo que incluía información sobre las «cuentas y sociedades» del hoy rey emérito. Los representantes del Ministerio Público «no tenían interés» en conocer detalles sobre los encuentros que, durante su etapa como policía en activo, mantuvo con «otros jueces y fiscales».

Carga contra el CNI

Para el ex agente encubierto, adscrito a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional en la última etapa profesional, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, sabe «quién está filtrando» todas las grabaciones que de forma subrepticia él realizó durante sus más de veinte años de funcionario policial y que intervino la Unidad de Asuntos Internos en los registros de sus viviendas tras su detención. «Él [Sanz Roldán] deja que filtren porque se alegra del daño que me hacen», sostiene Villarejo, quien no obstante cree que el jefe del CNI es un «patriota» y todo se le ha descontrolado, «dañando a quien debería haber controlado primero».

El policía jubilado dice que está «atónito» por dejarse el PP «montar una segunda Gürtel» y llama «trilero» al ministro Grande-Marlaska

Villarejo dice que, los que le señalan como responsable de la difusión de las cintas sobre Corinna, la ministra Dolores Delgado y María Dolores de Cospedal, reconocen en la práctica que los servicios secretos «no sirven para nada», al permitir que un «jubilado en prisión pueda poner en jaque al Estado y nadie pueda impedírselo». Y añade: «¿Quién se cree eso».

El policía retirado dice también estar «atónito» ante la posibilidad de que el PP «se deje montar una segunda Gürtel», en relación con la Operación Kitchen. Se trata del dispositivo policial puesto en marcha en 2013 para localizar el patrimonio secreto de Luis Bárcenas y cuyos detalles investigan ahora dos juzgados centrales de la Audiencia Nacional tras conocerse que se pagaron fondos reservados del Ministerio del Interior para que el antiguo chófer del tesorero popular le robara a éste documentación que comprometía a la antigua cúpula del PP aprovechando que su jefe se encontraba en prisión preventiva.

«No se dan cuentan [en el PP] de que desde junio quien controla y maneja para el PSOE mi sumario es Marlaska, un auténtico trilero manipulando causas. Recuerden el Faisán», añade Villarejo en relación al caso relativo al chivatazo a ETA que el hoy ministro del Interior instruyó de forma temporal en su etapa en el Juzgado Central 5 de la Audiencia Nacional.

Comentar ()