Política

CRISIS EN VENEZUELA

El ministro de Exteriores de Maduro: "Europa, a tus asuntos"

En la ONU, el jefe de la diplomacia de EEUU acusa a Maduro de estar al frente de un "Estado mafioso" y el embajador ruso denuncia "el golpe de Estado"

Maduro, con la banda presidnecial, junto a Diosdado Cabello.

Maduro, con la banda presidnecial, junto a Diosdado Cabello. EFE

"Injerencista. Infantil". Esta vez no ha sido el líder bolivariano, Nicolás Maduro, quien ha replicado a la Unión Europea. En el Consejo de Seguridad de la ONU, donde por primera vez se ha debatido sobre la crisis venezolana a iniciativa de Estados Unidos, el titular de Exteriores de facto, Jorge Arreza, ha clamado contra los líderes europeos, entre ellos el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que han dado ocho días a Maduro para convocar elecciones libres.

“Europa dándonos ocho días ¿de qué? ¿De dónde sacan ustedes que tienen potestad alguna o ultimátum? ¿De dónde se les ocurre semejante acción injerencista? Yo diría hasta infantil”, ha dicho Arreaza. "¿Por qué no hace elecciones Pedro Sánchez, como le dijo el presidente Maduro?", ha agregado.

En su intervención, ha denunciado a Estados Unidos, que a su juicio, "no está detrás del golpe de Estado, sino delante y en vanguardia". Maduro, desde su cuenta de Twitter, ha felicitado a Arreaza  por su alocución.

"Hagan elecciones en el Reino Unido ¿Por qué el presidente Macron en vez de dedicarse al pueblo trabajador francés se dedica a Venezuela? Dedíquense a sus asuntos internos, nosotros no nos inmiscuimos en sus asuntos”, ha añadido, en alusión al laberinto del Brexit, y a los disturbios en Francia por las protestas de los chalecos amarillos. 

La víspera fue Nicolás Maduro desde Miraflores quien contraprogramó a Juan Guaidó, que estaba siendo aclamado en la Plaza Bolívar de Chacao en Caracas por una gran multitud de opositores. Desde allí agradeció a los países que estaban brindando su apoyo a la transición democrática.

Maduro respondió al ministro Borrell, que había anticipado cómo España estaba tratando de lograr que la UE en su conjunto presionara a Maduro para que convocara elecciones o que lo hiciera Guaidó, y a Sánchez, que había llamado al presidente de la Asamblea Nacional para elogiar "su coraje".

Maduro instó a Sánchez que convocara elecciones en España, le comparó con Aznar y aludió al "colonialismo y al complejo de superioridad" de los gobiernos de Madrid.

Sin embargo, Guaidó ha contestado este sábado a Sánchez por Twitter por el apoyo mostrado, como lo ha hecho con el resto de los líderes europeos, como el  presidente francés, Emmanuel Macron, que han dado un paso hacia el presidente interino. En una concentración popular, ha dejado claro Guaidó que solo aceptarán elecciones libres y transparentes.

La arremetida de Arreaza ha tenido lugar horas después de que España, Francia, Alemania, como ya hizo el Reino Unido hace días, lanzaran un mensaje claro a Maduro de que su única opción es convocar elecciones libres en ocho días  si quiere evitar que reconozcan a Juan Guaidó como presidente interino.

La UE califica como fraudulentas las elecciones del 20 de mayo, en las que ganó con el boicot de casi toda la oposición, Nicolás Maduro. Sin embargo, por las reticencias de Grecia y Austria aún no ha suscrito un comunicado conjunto de claro respaldo a Guaidó. El jueves se reúnen los ministros de Exteriores y será el momento de intentar ese consenso.

El Parlamento Europeo, encabezado por su presidente, Antonio Tajani, ha sido muy claro desde hace tiempo en la defensa de la legitimidad de la Asamblea Nacional y la usurpación del poder por parte de Maduro.

El 23 de enero, fecha en la que Venezuela conmemora los 61 años de la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez, decenas de miles de venezolanos salieron a las calles en más de 50 localidades de Venezuela y otras 40 en el resto del mundo.

En Caracas, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, órgano legislativo declarado en desacato por el régimen chavista, de mayoría opositora, invocó los artículos 233 y 333 de la Constitución para jurar como presidente "encargado". El presidente de EEUU, Donald Trump, fue el primero en reconocer a Guaidó. Le siguieron la mayor parte del Grupo de Lima, y hasta una treintena de países hasta el momento.

"La fuerza se está imponiendo al derecho internacional... y eso es peligroso para la humanidad”, ha clamado Arreaza. Ante el canciller venezolano, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, y el embajador británico ante la ONU, Alan Duncan, han aludido a la tragedia del pueblo venezolano y a casos como el de Fernando Albán, opositor venezolano que murió en prisión. El régimen mantuvo que se trató de un suicidio pero los indicios apuntan a que murió por torturas.

Pompeo ha dicho que Maduro estaba al frente de un "Estado mafioso ilegítimo". relató con detalle las penurias del pueblo venezolano, que padece hambre debido a "un experimento socialista que provocó un colapso de la economía".

Arreaza ha repetido ante el Consejo de Seguridad de la ONU las tesis de Maduro sobre la dudosa legitimidad de Guaidó.  “Una autoproclamación de un señor diputado en una manifestación pacífica, revisemos la Constitución de la República Bolivariana, ¿dónde está la legalidad?... ¿En que disposición  se encuentra la autoproclamación de un señor que no fue electo por nadie? , abramos el debate jurídico”, ha dicho.

Nueva guerra fría

Como si estuviéramos en un remake de la guerra fría, Rusia ha secundado a Venezuela y ha arremetido contra Estados Unidos. "Venezuela no supone una amenaza para la paz y la seguridad. En cualquier caso lo que representa una amenaza para la paz (...) es el intento de Washington de orquestar un golpe de Estado", ha declarado el embajador de Rusia Vassily Nebenzia.

Rusia y China han impedido que se aprobara un proyecto estadounidense de declaración del Consejo de Seguridad sobre Venezuela que pedía otorgar "un apoyo pleno" a la Asamblea Nacional dirigida por el opositor Juan Guaidó.

Los representantes de 20 países, encabezados por Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, más el Grupo de Lima, también exigieron la liberación de los presos políticos. A favor de Maduro se han decantado China, Rusia, Cuba, Bolivia y Nicaragua.

"China, Rusia, Siria e Irán, los que gobiernan sin democracia en su país, solo los únicos que respaldan a Maduro que empeora la situación en Venezuela", ha señalado Pompeo.

El secretario de Estado se ha retirado de la sesión al escuchar a Arreaza acusando a Trump de perpetrar un golpe en Venezuela.

Con gran firmeza, el jefe de la diplomacia de EEUU ha realizado un llamamiento a la comunidad internacional. "Basta de juegos. No más pérdida de tiempo. Es el momento de que decidan si están con las fuerzas de la libertad o con Maduro y su caos".

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar