La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha enviado una carta al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en la que le pide «cordura» y le insta a recapacitar sobre el «cordón sanitario» establecido al PSOE de cara a pactos tras las elecciones generales del 28 de abril.

En una carta a la que ha tenido acceso Europa Press, la dirigente socialista muestra su «pesar» por la decisión de la Ejecutiva de Ciudadanos de excluir al PSOE de su política de pactos. «Las cosas que son díficiles de explicar son aún más difíciles de entender», indica Narbona.

La presidenta socialista le afea a Rivera la «preferencia por un entendimiento con la extrema derecha», en referencia a un potencial acuerdo con Vox. Un pacto que, asegura Narbona, al propio dirigente de Ciudadanos le tendría que parecer «injustificable». Con todo, señala que el PSOE mantiene «su mano tendida» a Ciudadanos y le insta a que la «cordura» vuelva al partido, del que dice que está «llamado a jugar un papel importante en la búsqueda de soluciones» en la política española.

En su carta, Narbona, defiende que el PSOE tiene «una trayectoria política intachable en la defensa de la democracia y la libertad en España en sus 140 años de vida», y pide al presidente de Ciudadanos que recupere una «apuesta retórica por la regeneración política que sus actos no han hecho más que contradecir».

A continuación, la presidenta del PSOE enumera una lista de reproches a Albert Rivera: vetos parlamentarios, «tibieza» ante la corrupción de Gürtel, «absoluta falta de impulso político para desbloquear la grave crisis en Cataluña»…

Sobre la deriva independentista, Narbona reprocha al líder naranja que «el verdadero patriotismo constitucional no se construye banalizando términos como ‘golpismo'» y le reclama «un uso más prudente del lenguaje».

«Señor Rivera, la desesperación nunca es buena consejera en política. Mucho menos si viene acompañada de cinismo y falsedades para justificar lo que a usted mismo le debería parecer injustificable», escribe la presidenta del PSOE para afear que Cs prefiera actualmente un pacto con Vox que con el PSOE. «Tengo la certeza de que muchos votantes y afiliados de Ciudadanos no comparten sus decisiones recientes. De ellos depende, en último término, que la cordura vuelva a imperar en una fuerza política como la suya», analiza, antes de terminar subrayan que el PSOE «mantiene su mano tendida».