Sus resultados han ido en ascenso en todas las citas electorales, pero el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) todavía no ha conseguido nunca representación parlamentaria. El partido presidido por Silvia Barquero concurre a las elecciones generales del 28 de abril de 2019 con la esperanza de sumar fuerzas en Madrid, Barcelona o Sevilla para aspirar a un escaño en las grandes circunscripciones. En Podemos temen que PACMA les pueda robar hasta medio millón de votos. Estas son las diez medidas clave de su ideario:

  • Abolición de la tauromaquia. Es la bandera principal en redes sociales del Partido Animalista: la prohibición inmediata de la tauromaquia, sin consultas ni referéndums como propone Podemos. PACMA propone la eliminación de cualquier espectáculo con animales, «aún sin provocar su tortura o muerte». Esto incluye festejos populares, encierros, capeas y cualquier otra modalidad taurina.
  • Prohibición de la caza. En todas sus modalidades. «La caza provoca el exterminio de millones de animales y la dispersión de 6.000 toneladas de plomo cada año al medio ambiente, contaminando acuíferos y plantas, y causando el plumbismo, una enfermedad que afecta tanto a los animales como a las personas. A esto sumamos los más de 50.000 galgos y podencos utilizados como armas para acosar a otros animales, y que de forma habitual son maltratados, torturados o abandonados», denuncia el partido. En esta línea, el PACMA también persigue la prohibición de la pesca deportiva.
  • Experimentación con animales. El partido de Silvia Barquero reclama acabar con el «terrible e innecesario» sufrimiento animal en la experimentación científica. Propone «obligar a las empresas, hasta su prohibición, a hacer públicos los resultados de sus experimentos con animales, con el objetivo de reducir el número de estos» y «rescatar» a los animales de todos los laboratorios científicos, civiles y militares para comprobar su estado.
  • Compra y venta de animales de compañía. La formación animalista propone una serie de medidas que desincentiven la compra y venta de animales domésticos hasta terminar en su completa prohibición. Respecto a ellos, quiere prohibir que puedan permanecer atados o enjaulados y defiende la eliminación completa del sacrificio animal.
  • Prohibición de circos, zoos y acuarios. Al igual que con la tauromaquia, PACMA propone acabar de forma fulminante con los circos de animales, además del cierre de zoos y acuarios. Respecto a los animales que viven en ellos, plantean devolverlos a sus hábitats naturales y, en los casos en los que no sea posible, mantenerlos en «santuarios animales» subvencionados y protegidos por el Estado y que operen sin ánimo de lucro.
  • Presión fiscal contra las granjas. El partido propone el cierre absoluto de las granjas peleteras y de las granjas de foie-gras. En cuanto al resto, defiende aumentar la «carga impositiva» y las inspecciones, con el objetivo de desincentivar la actividad de producción de alimentos de origen animal. También plantea prohibir la publicidad institucional de estos productos y suprimir ritos religiosos de sacrificio como el halal o el kosher.
  • Prohibición de transgénicos. Basándose en «múltiples estudios científicos» que alertan sobre el supuesto riesgo para la salud de estos productos, PACMA opta por abolir la plantación de semillas modificadas genéticamente para mejorar su productividad. Promueve entonces las ayudas a las plantaciones ecológicas y la «reconversión» de las actuales explotaciones.
  • Cierre de nucleares. El programa de PACMA va más allá de las medidas sobre protección animal y entra en materias como la energía, en los que defiende el cierre de cualquier central nuclear que supere su período de vida útil para salvaguardar la «seguridad de las personas y animales».
  • Reforma electoral. El partido también entra en la arena política y propone una reforma de la Constitución que consagre los derechos animales y una reforma electoral que anule el sistema de circunscripciones y opte por el de circunscripción única, desterrando también la Ley D’Hondt por el camino. En esta misma línea, el PACMA propone la eliminación de las diputaciones provinciales y la reducción de altos cargos.
  • Renta mínima. PACMA hace suyas propuestas clásicas de la izquierda como la creación de una renta mínima garantizada para las personas sin ingresos o cuyos ingresos no satisfagan sus necesidades vitales. En este sentido, proponen trasladar a escala nacional el modelo del País Vasco respaldado por el Cupo.