Política

Guardias civiles: Interior oculta el informe de equiparación porque hace falta más dinero

Las asociaciones profesionales urgen una reunión con el ministro Grande-Marlaska para analizar las conclusiones del trabajo realizado por una consulta externa y anuncian movilizaciones y acciones judiciales si no reciben una rápida respuesta

logo
Guardias civiles: Interior oculta el informe de equiparación porque hace falta más dinero
Fernando García (Cabos), Ángel Ramírez (ASESGC), Javier Montes (UO), Alberto Moya (AUGC), Pablo González (AEGC) y Ramón Rodríguez Prendes (UniónGC), este martes en Madrid.

Fernando García (Cabos), Ángel Ramírez (ASESGC), Javier Montes (UO), Alberto Moya (AUGC), Pablo González (AEGC) y Ramón Rodríguez Prendes (UniónGC), este martes en Madrid.

Resumen:

Guardias civiles sugieren que la negativa del Ministerio del Interior a hacer público el informe sobre equiparación salarial encargado a una consultora externa obedece a que la cantidad inicialmente acordada -807 millones de euros- «se está quedando corta» y obligaría al Gobierno a habilitar una partida adicional para que el recorte de la brecha con las nóminas de los Mossos d’Esquadra sea «total y absoluta».

En unidad de acción, los representantes de seis asociaciones profesionales (AUGC, AEGC, UO, UniónGC, ASESGC y la Asociación Profesional de Cabos) han instado este martes al ministro Grande-Marlaska a convocar «una reunión urgente al máximo nivel» para analizar las conclusiones del trabajo realizado por Ernst&Young Abogados SLP, entregado a Interior hace ya dos semanas y ocultado a la representación de los agentes. Las organizaciones estudian convocar movilizaciones e incluso acudir a los tribunales para impugnar el incumplimiento del acuerdo firmado el 12 de marzo de 2018 si, «en unos días, Interior «sigue dando la callada por respuesta».

Ese documento es clave para determinar si los 807 millones de euros en que se cerró el acuerdo el 12 de marzo de 2018 -a desembolsar entre 2018 y 2020- es suficiente para garantizar la equiparación salarial o si, por el contrario, es necesario desembolsar más dinero para corregir al alza el cálculo inicial.

«No tenemos la información completa, pero lo que nosotros consideramos es que los 807 millones se pueden estar quedando cortos», ha señalado el secretario general de la AUGC, Alberto Moya. Éste ha recordado que los cálculos de las asociaciones profesionales ya consideraban insuficiente esa cantidad cuando se negoció con el equipo de Juan Ignacio Zoido, si bien para desbloquear la situación aceptaron el «arbitraje» de una consultora externa que determinara «negro sobre blanco» el dinero real que se necesita para que un guardia civil y un policía nacional cobren lo mismo que un mosso en igualdad de responsabilidad.

Las asociaciones profesionales urgen una reunión con Marlaska para analizar las conclusiones del trabajo realizado por la consulta externa

Moya ha dicho que se estaría «pervirtiendo totalmente» el espíritu del encargo a Ernst&Young si, como ha desvelado El Independiente, la firma auditora ha recibido instrucciones expresas de la Secretaría de Estado de Seguridad para que no se incluyan conclusiones cuantitativas, tan sólo cualitativas. «Si vamos a una equiparación retributiva, las cantidades tienen que aparecer. Es de sentido común», ha añadido.

Los representantes de los guardias civiles consideran que Interior no sólo no les ha dado la información a la que tenían derecho sino que les ha mentido -había recibido el trabajo un día antes de que la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, dijera que no lo tenían todavía y que se estaban planteando ampliar el plazo de elaboración por la complejidad de los datos a analizar- y consideran que los actuales interlocutores han quedado «inhabilitados» por su actuación «desleal» y por haber «quebrado la confianza» depositada en ellos para ejecutar el acuerdo alcanzado hace hoy justo un año.

Las asociaciones profesionales se han mostrado también muy críticas con el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, por haber aceptado que se le impusiera un recorte «unilateral» en el porcentaje que les corresponde a los agentes del Instituto Armado en favor de los policías nacionales después de que en la comisión técnica hubiera dicho que no se alteraría el criterio de reparto si no existían circunstancias excepcionales y que, en todo caso, la merma no sería superior al 1 %.

Nuevo porcentaje de reparto

Finalmente, el recorte ha sido del 1,72 % en relación con el porcentaje de distribución aplicado el pasado año. En 2019, el 57,28 % de los 250 millones consignados este año (143,2 millones de euros) se destinará en 2019 a los guardias civiles y el 42,72 % (106,8 millones) a los policías nacionales, frente al 59-41 % que imperó en 2018. En cifras absolutas, la mejora económica para los agentes del Cuerpo Nacional será de 4,32 millones.

«No disponemos de datos que permitan desvirtuar la cifra inicial», ha indicado Javier Montes, portavoz de la Unión de Oficiales, quien ha instado al Ministerio del Interior a no generar la «confrontación» con el «cuerpo hermano» de la Policía Nacional.