Política

Sánchez amenaza con un “correctivo” y Susana Díaz acepta negociar las listas

Ferraz espera cerrar este viernes un acuerdo con el PSOE andaluz y el aragonés sobre las candidaturas electorales

logo
Sánchez amenaza con un “correctivo” y Susana Díaz acepta negociar las listas
Susana Díaz.

Susana Díaz durante el último Comité Director del PSOE andaluz que aprobó las propuestas de listas electorales. EFE

Resumen:

Negociaciones hasta el último minuto. El PSOE andaluz se ha avenido a pactar con Ferraz las listas electorales para el 28-A después de que Pedro Sánchez amenazara firmemente a Susana Díaz con un “correctivo” en su propuesta de candidaturas para el Congreso y el Senado. La dirección federal del partido no estaba dispuesta a aceptar el desafío de la baronesa andaluza, que retaba a Sánchez casi de forma personal al proponer como número 2 por Sevilla a Antonio Pradas, uno de los miembros de la Ejecutiva que dimitió para tumbar a Sánchez en septiembre de 2016  y que desde su triunfo en las primarias ha liderado la contestación interna en el grupo parlamentario hasta el punto de romper la disciplina de voto.

Tras la frialdad con la que Pedro Sánchez trató a Susana Díaz en su último mitin juntos, el 4 de marzo en Granada, la líder del PSOE andaluz ha comprobado que Ferraz iba en serio cuando advirtió de que el Comité Federal del próximo domingo aprobará unas listas electorales para formar un grupo parlamentario a medida del secretario general y sin aceptar afrentas, por mucho que esos desafíos cuenten con el aval de la militancia. En el caso de Sevilla, por ejemplo, Pradas fue el más votado, pero en las asambleas solo participó un 30% de las bases, uno de los argumentos esgrimidos por Ferraz para modificar esas propuestas.

Con las cartas sobre la mesa y después de tres horas de reunión este jueves en Ferraz, el secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, y su homólogo andaluz, Juan Cornejo, se emplazaron a seguir negociando este viernes para alcanzar una solución pactada antes del Comité Federal del domingo.

Las discrepancias se centran en las provincias de Sevilla, Sevilla, Córdoba, Almería y Cádiz, aunque también existen problemas con algunas candidaturas municipales en Fuengirola, Alcalá de Guadaíra y Córdoba capital. El principal problema es la negativa, hasta ahora, del PSOE andaluz a situar en puestos de salida a dos miembros de la Ejecutiva federal: Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, delegado del Gobierno en Andalucía, al que Sánchez quiere como número 2 por Sevilla tras la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y Francisco Salazar, director de la unidad de Analisis y Datos de Moncloa, al que Ferraz situará como 4. A cambio, la dirección federal está dispuesta a admitir que Antonio Pradas lidere la lista al Senado por la provincia de Sevilla.

Ábalos también seguirá negociando este viernes las candidaturas por Zaragoza y Teruel propuestas por los socialistas aragoneses. Javier Lambán propone como número 2 al Congreso por Zaragoza, tras la sanchista Susana Sumelzo, al hasta ahora diputado Óscar Galeano, mientras que Ferraz quiere que ese puesto lo ocupe Pau Vicent Marí Close, alto comisionado para la lucha contra la pobreza infantil. Sánchez también rechaza al sociólogo Ignacio Urquizu en el Congreso tras su colaboración con la Gestora que dirigió el PSOE tras el derribo del secretario general.

Las ministras, por Madrid

Pedro Sánchez también ha impuesto su criterio en la lista de Madrid, de la que ha salido Antonio Miguel Carmona a pesar de ser el candidato más votado en las asambleas. Como número 2 del presidente del Gobierno irá su vicepresidenta, Carmen Calvo, seguida por el secretario general de la efderación, José Manuel Franco, y las ministras Teresa Ribera, Dolores Delgado y Reyes Maroto, que rompen así la lista cremallera entre hombres y mujeres. Como número 7 aparece Rafael Simancas, secretario general del grupo socialista, seguido de la ex ministra Beatriz Corredor. En Ferraz confían en que la formación de un nuevo Gobierno devuelva a la mayoría de ministras a la Moncloa para que renuncien a los escaños y hagan correr las listas para que entren otros dirigentes en el Congreso.

Purga en Bruselas

A media del “nuevo PSOE” también se perfila la candidatura a las elecciones europeas, lideradas por dos fieles a Pedro Sánchez: el ministro de Exteriores, Josep Borrell, y la portavoz en Bruselas, Iratxe García. En ese sentido, se prevé que salgan de la lista dirigentes que apoyaron a Susana Díaz frente a Pedro Sánchez en las primarias del PSOE como Ramón Jáuregui, Elena Valenciano y José Blanco.

Especialmente significativos son estos dos últimos casos, ya que se trata de ex dirigentes que ayudaron a Pedro Sánchez a entrar en Ferraz y en el Congreso de los Diputados cuando empezó a hacer carrera en el partido. Blanco le brindó un cargo como asistente en la Secretaría de Economía de Jordi Sevilla y Elena Valenciano facilitó la marcha de Cristina Narbona al Comité de Seguridad Nuclear en 2013 permitiendo que su escaño pasara a Pedro Sánchez.

Por la Comisión Federal de Listas del PSOE han pasado también este jueves representantes del PSOE de Cantabria, Euskadi, Castilla-La Mancha, Navarra, Baleares, Valencia. Todas ellas han recibido el visto bueno de Ferraz en sus propuestas de candidaturas para las elecciones generales del 28 de abril y para las municipales y autonómicas del 26 de mayo. Las negociaciones se completan este viernes con Canarias, Melilla, Extremadura, la Rioja, Asturias, Ceuta y Castilla y León.