Política

Rivera recupera a Edmundo Bal, el abogado del procés purgado por Sánchez

logo
Rivera recupera a Edmundo Bal, el abogado del procés purgado por Sánchez

Albert Rivera y Edmundo Bal, en el acto de Ciudadanos. EFE

Resumen:

Segundo golpe de efecto de Albert Rivera en menos de 24 horas. El líder de Ciudadanos ha anunciado hoy la incorporación del abogado del Estado Edmundo Bal a las filas del partido.

Rivera recupera así al letrado encargado de la causa del procés hasta la llegada del PSOE al poder y que fue destituido por falta de confianza por la ministra del Interior, Dolores Delgado. Bal fue uno de los firmes defensores del delito de rebelión en Cataluña y llegó a hablar de “golpe de Estado” de los independentistas.

“Este país sigue en pie gracias a gente como Edmundo Bal”, ha recalcado Albert Rivera en el municipio madrileño de Majadahonda, donde ha estado acompañado por el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, y la candidata al Ayuntamiento de la capital, Begoña Villacís.

El abogado del Estado ocupará el cuarto puesto en la lista por Madrid en las elecciones generales del 28 de abril. Bal, que dirigió durante 16 años la acción jurídica del Gobierno en causas como la de los Pujol, el “procés” y la Gürtel, fue relevado por el Gobierno de Pedro Sánchez el pasado mes de noviembre como jefe del departamento penal de la Abogacía del Estado por “pérdida de confianza” por sus discrepancias en la causa del 1-O.

El fichaje se produce un día después de conocerse que el vicepresidente mundial de Coca-Cola, Marcos de Quinto, se suma al proyecto de la formación naranja como número dos de la lista al Congreso de los Diputados por Madrid a las elecciones generales del 28 de abril.

Con las nuevas incorporaciones, Rivera continúa avanzando en el reto de ocupar el centro político, alejándose de los extremos que representan, en su opinión, el PP y e PSOE.

Este sábado, en un acto público desde Toledo, el presidente de Ciudadanos insistió en que Pablo Casado “habla del pasado y quiere volver a sus sueños, a los 80”, entre otras cosas “hablando de la ley del aborto”. Y a la vez, Pedro Sánchez sólo tiene como bagaje político “los huesos de Franco”, por lo que sigue “en los 70”.

“Dejemos de hablar del aborto y de Franco, quiero ser el presidente que escucha y que no deja empantanados a los ciudadanos de este país”, señaló ayer. “Miremos al futuro, dejemos de inventar cruzadas entre españoles. No perderé tiempo en el aborto, como Casado, ni en los huesos de Franco, como Sánchez”.