Política PODEMOS

Críticas en Podemos a los golpes de mano de Iglesias: "Han destruido un proyecto valioso"

logo
Críticas en Podemos a los golpes de mano de Iglesias: "Han destruido un proyecto valioso"
Pablo Bustinduy, Juan Carlos Monedero y Rosana Alonso en junio de 2016.

Pablo Bustinduy, Juan Carlos Monedero y Rosana Alonso en junio de 2016.

Resumen:

Los golpes de mano en Podemos tienen cada vez menos contestación. Las voces internas se han reducido al mínimo exponente, la de Pablo Iglesias. Las salidas de Iñigo Errejón, Carolina Bescansa, Xavi Domènech, Manolo Monereo y ahora de Pablo Bustinduy refuerzan el discurso único en el partido, pero algunas voces territoriales de Podemos aún se atreven a cuestionar la deriva de la formación. Ha sido la diputada Rosana Alonso, que fue apartada de la secretaría general del partido en Cantabria y expulsada del proceso de primarias, quien ha criticado «la falta de vergüenza» de Podemos «al vulnerar sistemáticamente los derechos fundamentales de las personas a la participación política, saltando por encima de su propia normativa».

En un comunicado difundido en sus canales por la dirigente, Alonso critica duramente a la dirección del partido en Madrid después de que este jueves confirmaran la supresión de las primarias en Cantabria y nombraran a dedo a los dirigentes que conformarán la lista autonómica. Alonso, que apoyó a Iñigo Errejón en Vistalegre 2, no fue incluida en la lista de Iglesias al Congreso y fue expulsada de las votaciones en su región en lo que fue tildado de una purga con «tufillo estalinista» por parte del tribunal de garantías de Podemos. La ejecutiva de Podemos también nombró en La Rioja cuáles serían sus candidatos, saltándose cualquier proceso de votación.

Para llegar aquí se ha mentido, se ha difamado y se ha calumniado», critica la líder autonómica

«Nos sentimos indignadas pero no sorprendidas. Las dinámicas que se están llevando a cabo en los últimos meses en Podemos Cantabria con el apoyo y directrices de la dirección de Madrid han generado la destrucción en nuestra Comunidad de un proyecto muy valioso y necesario», señala Alonso en el escrito.

«Se están vulnerando de forma flagrante no solo los derechos fundamentales de aquellas personas que pretendimos formar parte de un proceso de primarias, sino también el derecho elemental, democrático y legítimo de los inscritos de Cantabria a elegir quiénes son sus representantes en el Parlamento, tal como consta en los documentos del partido».

La ex líder autonómica de Podemos también hace referencia a los modos en que fue apartada: se le culpó a ella como responsable última de una supuesta agresión de un compañero a una tercera persona. Podemos creó un órgano ad hoc con el único objetivo de hacer informes sobre quiénes podían y quiénes no presentarse a primarias. Un episodio al que Alonso hace referencia: «Para llegar aquí se ha mentido, se ha llevado a cabo un montaje indigno, se ha difamado y calumniado, se ha pasado por encima de la soberanía de la gente de Cantabria».

La dirigente hace referencia también a la situación de las primarias, que fueron paralizadas por un juez después de su expulsión. Podemos no acudió a la cita del juicio hace dos semanas con el objetivo de dilatar el proceso y alegar la falta de tiempo para celebrar las votaciones. Rosana Alonso señala que «ahora, además se está violando un proceso judicial abierto: no solo no existe respeto por la gente de Cantabria, sino que no hay respeto tampoco al sistema judicial de Cantabria», critica.

Sobre los candidatos nombrados a dedo, Alonso evita las alusiones personales pero admite que le parece «vergonzoso que contribuyan a semejante vulneración de la normativa, de los derechos y de la misma esencia de Podemos. ¿Qué se puede esperar que hagan con nuestra Comunidad si han hecho esto con el partido?».