El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha presentado este miércoles la querella que había anunciado contra la Junta Electoral Central (JEC) por presunta prevaricación y ha replicado a la querella de la Fiscalía en su contra denunciando que en el Estado «la represión no para».

Torra ha anunciado su querella contra la Junta por prohibir lazos amarillos en edificios públicos y a la vez ha valorado, a través de un comunicado, la querella que ha presentado contra él la Fiscalía Superior de Cataluña por desobedecer la orden del organismo electoral.

En la querella, que ha sido presentada ante la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el fiscal superior Francisco Bañeres sostiene que Torra “procedió, consciente y deliberadamente, a desatender el mandato recibido de la Junta Electoral Central manteniendo los elementos objeto del requerimiento en numerosas dependencias y establecimientos públicos dependientes de la Administración dirigida por él”.