Política

La alternativa de Casado al 155: Ley de seguridad, intervención general, cierre de TV3...

El líder del PP dice estar dispuesto a "achicharrarme" en los cien primeros días de Gobierno con un plan de choque

Casado durante el desayuno informativo de Europa Press

Casado durante el desayuno informativo de Europa Press EFE

El líder del PP, Pablo Casado, mantiene en la cúspide de la propuesta programática con la que concurre a las elecciones generales la intervención de la Generalitat catalana. Para ello tiene que cumplir dos requisitos, a saber, hacerse con las riendas del gobierno tras el 28-A y sumar mayoría absoluta, solo o en compañía de otros, en el Senado. Consciente de que es más fácil llegar a Moncloa que volver a repetir la representación que tuvo esta legislatura en la Cámara Alta, prepara una alternativa  al 155 que pasa por activar una serie de leyes estatales con las que cortocircuitar las competencias de la Comunidad catalana sector a sector.

«Si no tenemos mayoría en el Senado no nos vamos a quedar cruzados de brazos pensando que no se puede hacer nada», dicen fuentes próximas al presidente del PP. Y, para ello pone sobre la mesa la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional con la que intervenir a los Mossos defendiendo, además la prevalencia de la Policía y de la Guardia Civil sobre los cuerpos autonómicos, o entrar en la Educación a través de la Alta Inspección del Estado además de utilizar el ámbito de aplicación que tiene el Gobierno central a la hora de determinar, por ejemplo, las  materias troncales.

Control de prisiones

Pero no sólo, porque a través de instituciones penitenciarias intentaría sustraer al Ejecutivo catalán el control de prisiones o, directamente, «cerrar TV3», la televisión autonómica que consideran una especie de órgano de propaganda independentista a la que la Junta Electoral Central le acaba de prohibir que hable de «presos políticos» o de «exiliados» en alusión a los antiguos miembros del «govern» juzgados en el Supremo o fugados en distintos países europeos.

Además, tal y como se hizo antes de aplicar el 155 y siendo ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, se supervisarían de nuevo las cuentas de la Generalitat. De hecho, aducen en el PP, «la ley de estabilidad presupuestaria es una manera de intervención en las cuentas de las Comunidades autónomas y de los ayuntamientos». Se trata, en definitiva, de que se apliquen las competencias que tiene el Estado, muchas de ellas con la gestión delegada, como es el caso de Educación y de la Sanidad, pero que siguen siendo de titularidad estatal.

Ley de lenguas y de Símbolos

Este paquete se reforzaría con su propuesta de elaborar una Ley de Lenguas y otra de Símbolos, además de abrir la vía de la ilegalización a aquellas formaciones que jaleen la violencia o dejar sin financiación pública a los partidos que se salten la legalidad.

Este lunes, durante un almuerzo informativo organizado por Europa Press, el aspirante del PP a la presidencia del Gobierno ha calificado de «error» aceptar la exigencias de PSOE y de Ciudadanos para aplicar el 155 en octubre de 2017. Eso evitó, ha recordado, que se interviniera la televisión autonómica o se fuera de inmediato a elecciones catalanas. Niega que proponga una intervención «indefinida» sino «sin plazos».

Casado dice estar dispuesto a «achicharrarme» en los 100 primeros días de gestión

Tras acusar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de «negociar una consulta ilegal con el independentismo para seguir en el poder», ha apelado Casado a que «no hay tiempo que perder para España» y dice estar dispuesto a «achicharrarme» en los cien primeros días de gestión «con un plan de choque inmediato».

Comentar ()