Política VOX

Sánchez Dragó: "En Andalucía clavé los 12 diputados y vaticino 60 para las generales"

Abascal defiende a Ortega Smith y advierte: "Quién puede negar que hay muchos que vienen con esa mentalidad" de la "invasión islamista"

Santiago Abascal y Fernando Sánchez Dragó.

Santiago Abascal y Fernando Sánchez Dragó.

Santiago Abascal ha encontrado en Fernando Sánchez Dragó el espejo donde mirarse. O viceversa. El libro España vertebrada (Planeta, 2019) es fruto de la conversación entre dos personajes que llegan a fundirse en el relato. Uno es el líder de Vox, que en Andalucía consiguió 12 diputados contra todo pronóstico; y otro el polémico escritor, que presume de haber dotado de ideario al partido emergente, en lugar de haberse adherido a las tesis de lo «políticamente incorrecto». «No es que yo haya hecho mías las ideas de Vox, es que Vox ha hecho suyas mis ideas».

Dragó ha alardeado de haber «clavado» el resultado de las elecciones andaluzas, donde Vox obtuvo 12 diputados, y ha avanzado un pronóstico cuanto menos optimista: otorga a la formación más del doble de lo que le otorgan las encuestas. «Anuncié por las radios entre las incrédulas risas de mis contertulios que Vox iba a sacar 12 diputados y lo clavé. El 28 de abril ahora vaticino que este partido sacará 60 diputados», adelantaba el escritor en el acto de presentación del libro, haciendo estallar al público en aplausos. «¡Incluso 90!», se lanzaba. «Hay un movimiento soterrado increíble, muy superior al que hubo en Andalucía, y aquí todo el mundo sabe que aquí va a pasar algo muy gordo», ha sentenciado el político.

Abascal y Sánchez Dragó han presentado su libro este miércoles con otra conversación, esta vez en directo y ante dos centenares de fieles asistentes que al terminar el acto han aguardado una cola de treinta metros para llevarse firmado el ejemplar. El diálogo entre ambos, que bien podría ser un monólogo extensivo de dos personas, ha venido marcado por el tono amistoso y la reafirmación continua entre sus protagonistas.  «Es curioso que apelen otros al voto del miedo cuando en realidad sois vosotros los que habéis perdido el miedo», clamaba Sánchez Dragó, en una de tantas alabanzas al máximo dirigente de Vox, que se ha visto ruborizado en más de una ocasión. «Tú manejas convicciones a diferencia de otros políticos», fue otra de las dedicatorias del escritor al político.

«Os adhieren el adjetivo de ultra, y es evidente que en este país no hay más ultra que la izquierda, que los separatistas», comentaba Dragó a un Abascal que trataba de sacudirse los halagos. «Claro que somos ultra. Somos ultra-necesarios», bromeaba el candidato a la Presidencia, al que el escritor no ha dudado en referirse como «presidente». «Felipe VI tendrá que llamar a Santiago para formar Gobierno».

La autoestima nacional es una tarea pendiente en la política española, y a eso hemos venido»

Abascal ha marcado como objetivo el de «recuperar la autoestima nacional», y ha afeado al resto de partidos que tengan que poner «apelliditos a la patria, como ‘patria constitucional'» o que «no se atrevan a salir con la bandera de España si no hay otras de la Unión Europea o la comunidad». «La autoestima nacional es una tarea pendiente en la política española, y a eso hemos venido».

La presentación ha tratado de humanizar al líder de Vox y a tratar «no tanto al personaje como a la persona», como ha reconocido Dragó, que no ha escatimado en loas a Abasal. «A todo el mundo le caes bien, todo el mundo habla bien de ti. Te cubren de elogios y te dan brea por tus ideas y las propuestas que hacemos». En un momento del acto, el escritor ha llegado a comparar sin rubor a Abascal con el conquistador Hernán Cortes. «En un delirio megalómano te veo a ti como Hernán Cortés y me siento como el cronista Bernal Díaz del Castillo». Abascal ha restado hierro tirando de humor: «Me he recortado la barba para que no me lo dijeras».

El libro, ha desvelado su autor, comenzó a fraguarse tras el multitudinario acto en que Vox consiguió llenar Vistalegre. Y al que acudió también Sánchez Dragó. «Fui al mitin de Vistalegre, hoy legendario, y percibí que era algo más que un mítin…Vislumbré el primer centelleo de este libro», ha explicado. La obra es fruto de una larga conversación entre ambos, eso sí, editada y modificada por el escritor, que ha tratado de darle una estructura de relato. La obra final pasó el examen de Abascal, que lo revisó antes de que saliera por si hubiera algo que cambiar. «Te di la posibilidad de que retocaras tus intervenciones si lo veías conveniente, pero prácticamente no lo tocaste», reconocía el escritor, en sintonía total con el dirigente. Abascal recogió el guante para sacar pecho: «No doy marcha atrás, no me arrepiento nada de lo que digo».

Abascal también ha tenido palabras para su número dos, Javier Ortega Smith, en relación con la investigación de la Fiscalía por posibles delitos de odio tras asegurar que el «enemigo común» es la invasión islamista». El líder de Vox ha reafirmado estas palabras. «Un presunto delito de odio porque ha dicho que nos oponemos a la invasión islamista. Quién se atreve a negar que hay muchos que vienen con esa mentalidad», ha zanjado. «No nos caracteriza el odio a los de fuera sino el amor a los de dentro, y que sepan que si quieren callarnos van a tener que meternos en la cárcel».

 

Comentar ()