Política

Junqueras pide a Sánchez que no marque líneas rojas al diálogo tras las elecciones

logo
Junqueras pide a Sánchez que no marque líneas rojas al diálogo tras las elecciones
Oriol Junqueras, dirigiénseo a la Audiencia Nacional.

Oriol Junqueras, dirigiéndose a la Audiencia Nacional, en una imagen de archivo. EP

Resumen:

Oriol Junqueras ha marcado el inicio de la campaña al 28-A con una carta a la militancia que en realidad es una advertencia al líder del PSOE, Pedro Sánchez. El candidato de ERC y procesado en el Tribunal Supremo por su participación clave en el referéndum del 1-O advierte al presidente del Gobierno de que «nadie debería cometer el error de fijar líneas rojas que a la hora de la verdad se convierten en un cheque en blanco para un gobierno del tripartito de extrema derecha». Y se erige como el «más independentista» como aval para reabrir el diálogo con los socialistas tras las elecciones.

Junqueras hace esta advertencia tras señalar que será Sánchez quien deba responder a la pregunta de «qué pasará el día después de las elecciones» y después de que el candidato socialista haya insistido con contundencia en las últimas semanas en que su gobierno no permitirá un referéndum de independencia.

Este mismo miércoles, Sánchez acusó a los independentistas de «engañar a los catalanes» y de «no actuar de buena fe» porque según él «saben que la independencia es imposible» pero mantienen su discurso a favor de la secesión. Eso sí, tanto Sánchez ayer como Junqueras hoy insisten también en su voluntad de reabrir los puentes de diálogo que se rompieron con el veto del independentismo a los presupuestos.

Por contra, Junqueras insiste en su misiva a los militantes de ERC que «el referéndum es inevitable». El futuro de Cataluña, añade, «podéis estar seguros, solo se resolverá votando y nosotros haremos que pase».

El dirigente republicano también lanza un mensaje a Podemos y los Comunes en Cataluña, que están ejerciendo una fuerte presión sobre los independentistas para que apoyen de nuevo un gobierno socialista para el que, según todas las encuestas, los votos de Podemos podrían ser insuficientes. «Nadie debe regalar cheques en blanco al PSOE, que actúen como líneas rojas de la verdadera democracia en Cataluña, que pasa por un referéndum inevitable» advierte Junqueras.

Dialogo con pedigrí independentista

En la carta, Junqueras hace gala de su pedigrí independentista, a nivel personal y como líder del Esquerra, para justificar nuevas negociaciones con el PSOE. «Nadie puede decir que es más independentista que yo y el partido que dirijo, quizá hay gente que lo es tanto como nosotros, pero no más». Una clara advertencia a las críticas que desde JxCat y la CUP saludan cualquier intento de aproximación a los socialistas por parte de Esquerra. «Y a la vez os digo que no hay nadie más dialogante».

El líder republicano defiende la necesidad de combinar «la firmeza absoluta de nuestras convicciones» con la «mano tendida al diálogo» y acusa a los socialistas una vez más de haberse «levantado de la mesa del diálogo por miedo». Nosotros «no tenemos miedo a defender la independencia de Cataluña y a la vez la necesidad de sentarnos a buscar una solución política» concluye Junqueras, «hay que hablar incluso con quienes nos han metido en prisión».

Y, en este contexto, anima a sus cuadros y militantes para conseguir «que por primera vez el independentismo gane unas elecciones españolas en Cataluña». Un resultado que, tal como advierte Junqueras, enviaría «un mensaje» al futuro Gobierno.