Política PODEMOS

El debate de la prostitución le estalla a Podemos en la recta final de la campaña

El Círculo de Podemos advierte que no reconoce la prostitución como un trabajo, pero la dirección rechaza esta postura

Huelga feminista

Cabecera de la manifestación del 8M en Madrid. MGA

Prostitución sí o prostitución no. Un nuevo frente le ha estallado a Podemos en la recta final de la campaña, a solo cuatro días de las elecciones generales del domingo. La dirección de Pablo Iglesias ha tenido que sofocar un incendio abierto en la organización, donde el Círculo de Feminismos se ha postulado abiertamente por el abolicionismo, que persigue prohibir la prostitución. La cúpula de Podemos ha tenido que descolgarse de esta máxima en busca del voto de aquellas trabajadores del sector del sexo que se ejercen voluntariamente el oficio.

El Círculo de Feminismos de la formación emitió este lunes un comunicado en el que aboga por un abolicionismo crítico de la prostitución «como institución y nunca contra las mujeres que la ejercen» y se niega a reconocer la prostitución como un trabajo. Sin embargo, la dirección ha rechazado dar validez a este comunicado y ha criticado, en declaraciones a Efe, que «ni siquiera en el Círculo de Feminismos esa posición que defiende el comunicado es mayoritaria».

En este punto, han evitado tomar posición sobre este asunto, que genera gran polémica dentro de los sectores feministas, y desde la dirección de Podemos defienden que «sigue habiendo debate» para definir la posición de Podemos al respecto. El partido ha echado balones fuera tras el comunicado y ha extirpado este debate del seno de la organización, recordado que la posición política de la formación debe dirimirse «en el seno del movimiento feminista» y que, por el momento, «no hay ninguna posición tomada respecto a ese debate, nada ha cambiado».

El Círculo de Podemos no reconocía la prostitución como un trabajo, pero la dirección da marcha atrás

En el comunicado, emitido ayer lunes, el Círculo de Feminismos se «identifica rotundamente» con «un abolicionismo crítico» tras un «largo debate interno de más de dos años». Explica que es «crítico» porque no se puede caer en el «prohibicionismo punitivo que haga la vida más vulnerable y más precaria» y porque su posición es contra la prostitución como institución y nunca contra las mujeres que la ejercen.Lamenta el Círculo que «desafortunadamente» la prostitución no se pueda eliminar de la noche a la mañana y por ello centra su objetivo en un «horizonte abolicionista irrenunciable».

Hasta que llegue a ese momento, demanda la implantación de políticas necesarias para «acabar con la visión social patriarcal de esta institución que la ampara y normaliza», así como con las condiciones sociales y económicas que abocan a un creciente número de mujeres a ser traficadas o tener que dedicarse a ello por carecer de otros medios de vida. El Círculo advierte de que nunca podrá reconocer la prostitución como un trabajo o regularlo como tal y recuerda que las condiciones de vida de las prostitutas en empeoran en los lugares en los que se han implantado ordenanzas prohibicionistas, así como las regulaciones permisivas que la normalizan hacen crecer la demanda.

El pasado mes de octubre, representantes de Podemos se reunieron con un grupo de organizaciones del movimiento feminista abolicionista, ante los que admitió que «no tiene un posicionamiento sobre la prostitución», según explicaron las asociaciones presentes en el encuentro en un comunicado. Con el encuentro, estas organizaciones pretendían exigir a Podemos un «claro posicionamiento abolicionista». Además, el pasado 18 de febrero, el Congreso de los Diputados aprobó una proposición no de ley del PSOE que promovía, entre otras cosas, la abolición de la prostitución, que salió adelante con los votos a favor de PP, PSOE e IU, mientras que Podemos, Ciudadanos y PNV se abstuvieron.

Te puede interesar

Comentar ()