Política

Ortega Smith: "Cada diputado de Vox va a ser un auténtico torbellino"

El secretario general de Vox ha celebrado los resultados de la formación pese a desinflarse en las encuestas, asegurando que van a ser "la fortaleza contra las imposiciones de los totalitarios"

logo
Ortega Smith: "Cada diputado de Vox va a ser un auténtico torbellino"
El secretario general de Vox, José Ortega Smith.

El secretario general de Vox, José Ortega Smith. EFE

Resumen:

Vox irrumpirá por primera vez en el Congreso, pero muy por debajo de las expectativas. Con casi la totalidad del voto escrutado, la formación de Santiago Abascal lograría una representación de 24 escaños, con 2,6 millones de votos.

Antes de llegarse al 80% del escrutinio, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith ha celebrado los resultados en el hotel Gran Meliá Fenix de Madrid en lugar de Santiago Abascal ante cientos de simpatizantes asegurando que, pese a desinflarse significativamente respecto a lo sondeos, «cada diputado de Vox va a ser un auténtico torbellino» en el Congreso. Recordemos que el CIS auguraba para la formación una horquilla de entre 29 y 37 escaños.

En una breve intervención, Smith ha atacado duramente a la izquierda asegurando que su victoria será «efímera» y que ellos van a ser «la fortaleza contra las imposiciones de los totalitarios» y los que, ahora, van «a señalar con el dedo».

«Compatriotas, la resistencia ya está en el Congreso y no van a pararnos», ha gritado Smith, alentando a sus votantes a «estar contentos porque hemos hecho historia». Con la irrupción de la formación en la Cámara Baja, el secretario general de la formación ha reiterado que «a la izquierda se le ha acabado la fiesta» y que con este resultado «el pueblo español va a ver quién entra decididamente y quién se sigue poniendo de rodillas»ante la izquierda, con una clara alusión a «las veletas naranjas» y a «la derechita cobarde».

Javier Ortega Smith ha puesto encima de la mesa los grandes debates durante la campaña y ha subrayado que sus diputados van a ser la única oposición ante las mentiras de lo políticamente correcto y ante la imposición de los totalitarios.

En un hotel cercano de la Plaza de Colón de Madrid, cientos de simpatizantes de Vox se han dado cita para celebrar una noche que las encuestas suponían histórica para la formación quienes, a la espera de Ortega Smith y Santiago Abascal, gritaban consignas como «España cristiana y nunca musulmana».