Política

González pide a Sánchez que "integre" a los leales a Rubalcaba que purgó de las listas

Recuerda a José Blanco y a Elena Valenciano a la hora de pedir que se "integre el talento" en el PSOE

logo
González pide a Sánchez que "integre" a los leales a Rubalcaba que purgó de las listas
Felipe González, en la capilla ardiente de Rubalcaba.

Felipe González, en la capilla ardiente de Rubalcaba. EFE

Resumen:

El ex presidente del Gobierno Felipe González ha abogado este lunes por que el PSOE aproveche el fallecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba para hacer una «reflexión interna» y «volver a integrar talento» de personas cercanas a él.

Felipe González ha reivindicado el valor de la lealtad a los proyectos, no a las personas que, a su juicio, practicaba Rubalcaba, y de «no callarse y decirte todo lo que pensaba», en una entrevista en Antena 3 en la que ha admitido que compartía con él la «sensación de tristeza» por ver que nombres como Elena Valenciano y José Blanco eran apartados de las listas.

«No es el momento de evaluar eso, pero es un buen momento para volver a integrar talento», ha defendido, convencido de que éste es «un buen momento de reflexión interna a nivel de partido por la emoción auténtica y compartida» que ha vivido el PSOE con la muerte de Rubalcaba.

«Es importante la integración del partido y no dejar a nadie fuera», ha apuntado el ex presidente, que ha recordado que en la última conversación que mantuvo con Rubalcaba analizaron el resultado de las elecciones generales celebradas el 28 de abril. «Estábamos aliviados por el resultado», ha asegurado, aunque vieron «la dificultad que supone la gobernabilidad» en esta etapa de gobierno.

Tras asegurar que no esperaba una reacción de reconocimiento y respeto como la que se ha producido, González ha recordado que el propio Rubalcaba decía que «sabemos enterrar a nuestra gente, no tratarlos en vida con respeto, pero sí enterrarlos adecuadamente», y ha invitado también a una reflexión externa para que el conjunto de las fuerzas políticas «vuelvan a jugar en un tablero que no sea solo de crispación, ni de inclinación hacia extremos poco razonables, ni de irredentismos de cualquier tipo».

González se despidió emocionado, secándose las lágrimas de los ojos, el sábado a quien fue portavoz y ministro de Educación de su Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la capilla ardiente instalada en el Congreso, a la que ha llegado acompañado de su mujer, Mar García Vaquero. Era el político “con más capacidad, con más inteligencia” de España, ha dicho González, quien ha agregado: “Lo echo de menos ya”.

Comentar ()