Política

Moncloa toma posiciones en el PSOE de Madrid con un ‘fontanero’ tras Gabilondo

logo
Moncloa toma posiciones en el PSOE de Madrid con un ‘fontanero’ tras Gabilondo

Toma de posesión de Borja Luis Cabezón Royo ante otros asesores del presidente en la Moncloa. E.I.

Resumen:

Moncloa toma posiciones en la Federación Socialista Madrileña con una apuesta de futuro. Pedro Sánchez ha encargado a uno de sus ‘fontaneros’, Borja Cabezón, hasta ahora director del departamento de Asuntos Nacionales de la Presidencia del Gobierno, que coordine la campaña electoral de Ángel Gabilondo para la Comunidad de Madrid, situándole en el equipo del candidato y como posible relevo a medio/largo plazo.

Si consigue la Presidencia, Gabilondo contará con el hombre de Moncloa en su equipo. Y si un pacto entre PP, Cs y Vox impide gobernar al socialista, Cabezón, número 9 en la lista, ya estará dentro de la institución para aspirar al relevo. Así lo explican fuentes de la dirección del PSOE, que aseguran que la apuesta de Sánchez por el joven socialista es de futuro.

Amigo personal del jefe de gabinete del presidente, Iván Redondo, Cabezón ha logrado su “sueño” de “trabajar por Madrid”, explican en Moncloa. Nacido en Madrid en 1980, licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración, Cabezón cuenta con una esmerada educación internacional incluidos un máster de ESADE y otro del IESE. “Ha emprendido varios proyectos privados a lo largo de los últimos años y ahora venía desarrollando las funciones de director de desarrollo corporativo en una empresa española de energías renovables”, reseña la Moncloa en su currículum.

Lo que no explica la nota es que la entrada de Cabezón en el Gobierno pretendía conectar a Pedro Sánchez con un sector importante de la vieja guardia del PSOE, desde el fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba hasta Felipe González. El asesor de Pedro Sánchez mantiene una estrecha relación con el primer presidente socialista y una amistad desde la infancia con el ahijado de Felipe González, Gonzalo Miró. Ambos participaron, junto al entonces secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, en la presentación de la candidatura de Cabezón a la Alcaldía de Majadahonda en 2011.ç

El joven socialista intentó formar parte de la lista europea en las elecciones de hace cuatro años sin éxito. Posteriormente apoyó la candidatura de Susana Díaz en las primarias del PSOE, según fuentes de la Federación Socialista Madrileña. Tras diez meses en la Moncloa, Cabezón entró en la lista de Gabilondo con controversia. De hecho, un grupo de 40 militantes ha escrito una carta al secretario general de la FSM, José Manuel Franco, denunciando irregularidades en su elección como número 9 de la lista.

La carta, según informa Europa Press, asegura que “a nadie puede escapar que se ha producido una gran sorpresa por la disparidad entre lo votado por la militancia en las diferentes agrupaciones locales y la confección definitiva de las listas”, dejando fuera a destacados dirigentes de las agrupaciones locales e incorporando a otros que, según los denunciantes carecen de tanto apoyo, como el asesor de Moncloa.

La dirección del PSOE y el Gobierno se están implicando especialmente en la campaña de Madrid, plaza prioritaria para Pedro Sánchez, que ha elegido personalmente a los candidatos a la Comunidad, el independiente Ángel Gabilondo hace cuatro años, y Pepu Hernández para la Alcaldía.

El presidente del Gobierno entró en campaña el lunes de la semana pasada precisamente acompañando a Hernández y Gabilondo en un paseo por el distrito madrileño de Puente de Vallecas, donde presentó al candidato a la Alcaldía a los ciudadanos que le detenían para conversar y fotografiarse con él. “A él no le conozco, a ti te veo en la tele”, reconocieron algunos madrileños. Esa falta de conocimiento ciudadano y las dificultades del candidato en sus primeros debates y entrevistas televisivas han llevado a Ferraz a involucrarse todavía más en su campaña, a la que está enviando ministros para acompañar al candidato.

La dirección socialista quiere aprovechar también el tirón de Ángel Gabilondo, sumando actos conjuntos, y rentabilizar la marca PSOE, que sigue en ascenso según las encuestas internas del partido Ferraz. “Pepu es el PSOE y detrás de él está todo el PSOE. Tiene a Pedro y a Gabilondo a su lado. Su fortaleza es la marca, no la persona”, aseguran fuentes de la candidatura madrileña, que se muestran muy optimistas sobre la posibilidad de gobernar la Comunidad 24 años después.

El PSOE ganaría las elecciones autonómicas en Madrid (22%) y podría gobernar con Unidas Podemos y Más Madrid, liderada por Íñigo Errejón, según el último CIS. La clave serán los indecisos, que de sumar a quienes no contestan o votarán en blanco alcanzan un 20%, según el sondoe. La suma de las izquierdas (Más Madrid + PSOE) está muy por delante de la de las derechas. En las anteriores elecciones la primera fuerza fue el PP liderado por Esperanza Aguirre. A pesar de llegar al 34%, Aguirre no pudo ser alcaldesa en beneficio de Carmena, que pudo sumar con los socialistas.