Política

Pinchazo de Vox en el acto final de campaña ante la sede del Supremo

La formación encabezada por Santiago Abascal apenas ha logrado reunir a 1.000 personas a las puertas del Tribunal Supremo, frente a las cerca de 9.000 almas que convocó en Colón antes del 28A

Santiago Abascal durante el acto de cierre de campaña en Madrid.

Santiago Abascal durante el acto de cierre de campaña en Madrid. EFE

El fenómeno Vox irrumpió en el escenario político con fuerza antes de las generales del 28A. Acto que organizaban, acto que llenaban hasta la bandera, empujados además por los más de 30 escaños que le auguraban las encuestas antes de los comicios.

Pero el ‘efecto Vox’ se fue deshinchando, y las encuestas le deparan a los de Santiago Abascal una caída en picado en el apoyo ciudadano de cara a la triple cita electoral de este domingo.

Y la imagen de ese desplome se ha materializado en el cierre de campaña, donde han pinchado en uno de sus puntos fuertes en la anterior carrera electoral: su poder de convocatoria.

Apenas 1.000 almas han seguido el mitin final de Santiago Abascal a las puertas del Tribunal Supremo frente a las casi 9.000 personas que logró reunir en Colón el pasado 26 de abril.

El líder de Vox ha llamado a los votantes a «rematar la faena» de las elecciones generales y llevar la voz de su partido a todas las instituciones, continuando con una «gesta política de carácter casi milagroso» que comenzó hace menos de un año en el Palacio de Vistalegre de Madrid.

Vox ha escogido las puertas del Tribunal Supremo, donde se celebra el juicio del ‘procés’, como escenario para poner punto y final a la campaña del 26M. Se trata del lugar donde el partido está personado como acusación popular y donde sus abogados son precisamente sus dos primeros candidatos al Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega-Smith y Pedro Fernández.

Precisamente las alusiones al juicio han sido las que han levantado más aplausos entre el público. «Estamos frente al Tribunal Supremo, donde se está juzgando a quienes han dado un golpe a España y pisoteado a nuestra Constitución», ha proclamado Ortega-Smith.

También Abascal ha celebrado que Vox esté en el Supremo «defendiendo la ley, el orden constitucional y la nación española» y ha sostenido que la ley debería más «severa» precisamente con los políticos porque ellos «deben dar ejemplo». Frente a esto, ha lamentado que los independentistas presos haya podido «pasearse» esta semana por el Congreso de los Diputados.

Sin embargo, el ambiente que se respiraba era muy diferente a la euforia del cierre de campaña de las elecciones generales de hace tan solo un mes, cuando 9.000 personas desbordaron la plaza de Colón para escuchar a sus líderes. Este viernes, Vox ha reunido a un millar de seguidores que compartían plaza con niños jugando en el parque y vecinos paseando a sus perros.

Abascal ha rechazado que su resultado el 28 de abril, con 24 diputados, pueda verse como un fracaso y ha garantizado que todos ellos llevarán al Parlamento los debates que hasta ahora estaban «proscritos o encerrados en el armario». «Se escucharán 24 vozarrones en el Congreso», ha celebrado.

Conjura contra la Constitución

Para empezar ha avisado contra los que ha augurado que «van a investir» al socialista Pedro Sánchez presidente del Gobierno, que son «los de la hoz y el martillo, los separatistas y los proterroristas», y ha arremetido también contra la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, por admitir «una conjura contra la Constitución» como juramento por parte de los diputados presos.

En este punto ha celebrado la decisión de la Mesa de la Cámara de suspender a estos cuatro parlamentarios, pero se ha preguntado cómo se puede suspender a quienes a su juicio no eran diputados porque «no habían jurado la Constitución».

Abascal cree que sus alegatos a favor de la república catalana o el referéndum del 1 de octubre no fueron las «fórmulas imaginativas» que admite el Tribunal Constitucional, sino «una declaración explícita de desafío a la Constitución».

Defensa de la nación cristiana

Por su parte, el candidato al Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, ha insistido en su proyecto de defensa de la soberanía de las naciones en la Eurocámara. «Nosotros somos los más europeístas de todos. Defendemos la nación cristiana de la que formamos parte y estamos muy orgullosos», ha proclamado.

Pero para hacerlo posible ha pedido a sus seguidores un último esfuerzo para «convencer» a sus familiares y conocidos del proyecto de Vox y «que continúe la ola que comenzó el 28 de abril» en las elecciones generales. «Esa ola debe llegar a Bruselas», ha pedido ensalzando su proyecto de «reconquista de valores, principios y dignidad nacional».

Te puede interesar

Comentar ()