Política CIERRE DE CAMPAÑA DEL 26-M

Rivera y Casado piden no entregar un "cheque en blanco" a Sánchez el 26-M

Rivera y Casado han puesto el broche final a sus discursos de campaña asegurando que actuarán como "dique de contención" al PSOE; Sánchez apela a la involución de las "tres derechas" y compara a ambos con "los independentistas catalanes"

Acto de cierre de campaña de Ciudadanos

Acto de cierre de campaña de Ciudadanos EP

Con la nueva -triple- cita electoral en ciernes, los partidos han apurado las últimas horas de una campaña electoral que ha sido tanto o más crucial que la de las elecciones generales por todos los bastiones que están en juego y que, después de mucho tiempo, podrían cambiar de color.

Las formaciones a las que las generales del 28A dieron una entrada más holgada en la Cámara Baja -PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PP y, como novedad, Vox- vuelven a jugarse el tipo este domingo, algunos para revalidar el triunfo obtenido durante la pasada cita electoral y otros para tratar de dar un empujón a unos pésimos resultados.

Rivera y Casado mantienen desde el 28A una guerra por la hegemonía del centro-derecha ante la debacle de los populares y la fuerza de los naranjas. Pero este viernes han enfocado sus discursos hacia un objetivo común: atacar a Pedro Sánchez y a los gobiernos socialistas.

En el otro extremo, Sánchez ha hecho lo propio arremetiendo contra las «tres derechas» y el peligro que suponen para la «conquista de las libertades de estos 40 años de democracia».

Rivera, a la caza del sorpasso en Madrid

Albert Rivera durante el acto de cierre de campaña del 26M

Albert Rivera durante el acto de cierre de campaña del 26M EP

El líder de Ciudadanos sabe que la victoria en Madrid, tanto en la Comunidad como en la capital, está más que reñida entre los bloques de izuqierda y de centro derecha. Y sabe que hacer efectivo el sorpasso al PP en uno de los bastiones más importantes de España le fiaría ese codiciado puesto como líder de la oposición.

Ciudadanos actuará como dique de contención de Sánchez e Iglesias y de nacionalismos y populismos»

Por ello, Rivera se ha volcado en Madrid durante toda la campaña, poniendo el broche final ante cerca de 2.000 personas en el parque de Alfonso Kraus en el distrito de Hortaleza, donde los naranjas ganaron las generales. Allí, el líder de Cs ha reiterado que su partido actuará como «dique de contención» del Gobierno de Sánchez e Iglesias, pero también de «nacionalismos y populismos». Así, ha pedido a la ciudadanía que no se quede en casa porque, de hacerlo, estarían entregando «un cheque en blanco» al PSOE y a Podemos.

Rivera se ha referido también a la visita que hizo el jueves al pueblo natal de Josu Ternera, y ha asegurado que Cs no va a pedir permiso «a ningún chamán de una tribu» para ir al País Vasco. «Los populistas y nacionalistas tienen un problema que se llama Ciudadanos», ha sentenciado.

Casado pide el olvido de la corrupción pasada

Pablo Casado durante el acto de cierre de campaña del PP en Madrid

Pablo Casado durante el acto de cierre de campaña del PP en Madrid

En un mitin en Madrid Río y ante unas 3.000 personas, el PP ha tratado de sacar fuerzas de flaqueza y ha llamado a los votantes a volver a «pensar en grande» para presentarse como una opción robusta de cara al 26M a pesar de registrar su mínimo histórico en las generales.

Para ello, Pablo Casado ha reclamado a los votantes que no hagan pagar a la nueva Ejecutiva del PP «las conductas reprochables» que tuvo una «minoría» dentro del partido hace «mucho tiempo», porque, asegura, él será implacable ante cualquier «traidor» a las siglas populares.

El PP no es un espectáculo pirotécnico ni pompas de jabón como Ciudadanos y Vox

Como ha venido haciendo desde la última apertura de urnas, Casado se ha referido también a nuevos partidos como Ciudadanos y Vox, asegurando que «nosotros no somos un espectáculo pirotécnico» ni tampoco «pompas de jabón», al tiempo que ha criticado sus políticas de «luces cortas» que solo conducen al fracaso.

Su discurso también ha girado en torno a la polémica en el Congreso de los Diputados, criticando que Sánchez haya «negociado indultos por escaños» o que haya «garantizado la impunidad de los golpistas por una investidura» para seguir en Moncloa.

Sánchez, del «gustazo» del 28A al «sueño» de Pepu y Gabilondo

Pedro Sánchez durante el acto de fin de campaña en Hortaleza. EFE

El presidente del Gobierno en funciones se ha dado un auténtico baño de masas en el acto de cierre de campaña. Rodeado de 3.500 personas y también en el distrito de Hortaleza, Pedro Sánchez ha pedido el voto para Pepu Hernández y Ángel Gabilondo para «acabar con más de treinta años de corrupción en la Comunidad de Madrid», y se ha mostrado convencido de que «el cambio solo lo sabe gobernar el PSOE«.

Las tres derechas son como los independentistas catalanes, defienden la patria y se llevan su dinero a paraísos fiscales

Sánchez ha reconocido el «gustazo» de ganar las generales, y ha hecho incapié en el «sueño» de ver un alcalde y un presidente de Madrid socialistas.

Asimismo y como ataque a las «tres derechas», el líder del PSOE ha insistido en la necesidad de avanzar, algo que están poniendo en cuestión «las fuerzas reaccionarias que pretenden involucionar», al tiempo que ha comparado a Vox, PP y Ciudadanos con «los independentistas catalanes, que defienden la patria y se llevan su dinero a paraísos fiscales».

La capital ha sido el escenario escogido para poner punto y final a una ininterrumpida etapa de comicios que se cerrará definitivamente -hasta nueva orden- este domingo 26 de mayo. Así, Sánchez, Rivera, Casado y Abascal se han quedado en el bastión más crucial y peleado de cara a la apertura de urnas: Madrid. Pablo Iglesias es el único que no ha pasado la jornada en la capital, quien ha optado por la localidad tinerfeña de La Laguna.

Te puede interesar

Comentar ()