Política

Pedro Sánchez pide a PP y Cs que pacten con el PSOE para "apartar" a Vox

Apela a la "responsabilidad" de Casado y Rivera y les advierte de que sus partidos hermanos europeos no lo entenderían

Pedro Sánchez con Ángel Gabilondo en un mitin. EFE

El presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha aprovechado la victoria electoral de su partido este domingo para presionar a PP y Ciudadanos. En una comparecencia en Ferraz para celebrar los resultados, Sánchez ha apelado directamente a la «responsabilidad» de Pablo Casado (PP) y Albert Rivera (Cs) para que «no dejen en manos de la ultraderecha la estabilidad» de gobiernos municipales y autonómicos.

Junto a Josep Borrell, ganador de las elecciones europeas, y rodeado de ministras, Sánchez ha pedido a PP y Cs que «levanten el cordón sanitario al PSOE» para «apartar a la ultraderecha». Según el líder socialista, que se ha congratulado de componer la delegación socialdemócrata más numerosa del Parlamento europeo, los aliados liberales y conservadores de PP y Cs no entenderían que multiplicaran acuerdos con Vox siguiendo el modelo andaluz.

«El PSOE ha ganado las elecciones y aquellas administraciones donde no pueda gobernar será porque la derecha de PP y Cs pactan con la ultraderecha. Por tanto, el mensaje y la voluntad inequívoca de los españoles de avanzar y no retroceder, de no involucionar, es una responsabilidad que le incumbe al PP y a Cs», ha asegurado. «Después de este ciclo electoral tan intenso después de la moción de censura, es importante que todos los partidos reflexionen a la hora de otorgar un horizonte de estabilidad a las instituciones. Por tanto, dejemos de un lado la dialéctica electoral y pensemos en la mayoría de los españoles», ha reclamado Sánchez.

Cumpliendo con los pronósticos que le otorgaban tanto encuestas como sondeos a pie de urna y aprovechando el empuje del PSOE a nivel nacional, los socialistas logran 20 de los 54 representantes españoles en el Parlamento Europeo con el respaldo del 33,14% de los votos. Ocho asientos le distancian de Dolors Montserrat, quien se queda en una alejada segunda posición con el apoyo del 20,31% de los votos. Aunque no logran revertir la situación, los populares mejoran en porcentaje de votos respecto al 28A.

Luis Garicano casi cuadruplica su resultado respecto a la representación lograda en 2014 y se apunta siete asientos en Bruselas, tan solo uno más que los obtenidos por Unidas Podemos, que ocupan tercera y cuarta posición con el 12,31% y el 10,16% de apoyo, respectivamente. Por su parte, la formación de Santiago Abascal conseguiría representación por primera vez en Europa, cosechando tres asientos otorgados por el 6,27% de los votos que se queda lejos de los datos esperados por Vox, una tónica de decepción que ha repetido tanto en generales, como en municipales y autonómicas.

Con estos resultados se constataría la entrada en el Parlamento Europeo tanto de Oriol Junqueras como de Carles Puigdemont. Así, la coalición independentista Ahora Repúblicas (BNG, EH Bildu, ERC) encabezada por el candidato en prisión preventiva por el 1-O lograría tres asientos; Junts, por su parte, lograría dos escaños. Por su parte, la Coalición por una Europa Solidaria (CEUS), integrada por PNV y CC, obtiene el último de los 54 escaños en liza.

En la comparativa respecto a 2014, el PSOE mejora significativamente los resultados de los comicios de entonces, en los que obtuvieron el 23% de los votos y 14 escaños; al PP le pasa lo mismo pero justamente a la inversa: hace cinco años logró el 26,1% de apoyos frente al 20,31% obtenidos ahora.

Comentar ()