Política PODEMOS

Iglesias culpa del fiasco del 26-M a los líderes territoriales y a la "confusión" de las siglas

El secretario general de Podemos impone su tesis de la coalición con Sánchez pese a la oposición interna

logo
Iglesias culpa del fiasco del 26-M a los líderes territoriales y a la "confusión" de las siglas
Pablo Iglesias, en el Consejo Ciudadano de Podemos.

Pablo Iglesias, en el Consejo Ciudadano de Podemos. EFE

Resumen:

Autosuficiencia para los resultados de las generales y crudeza para los municipales y autonómicos. Pablo Iglesias considera que los resultados del 28A, donde perdieron 29 diputados, superan las expectativas que tenían en campaña y les otorgan una «posición estratégica», pero no escatima en valoraciones de los «resultados muy malos y muy decepcionantes» del 26 de mayo, donde Podemos perdió dos tercios de sus diputados autonómicos y sólo consiguió revalidar el ayuntamiento de Cádiz. El líder del partido achaca esta debacle electoral a la falta de liderazgos, que «juegan un rol muy importante», y al fracaso del partido en convertirse en «referente territorial» debido a la «confusión» generada por las alianzas territoriales y las siglas.

Pablo Iglesias pide cierre de filas y lanza un aviso: «Cualquier crítica se va a magnificar»

El secretario general de Podemos se ha pronunciado así este sábado al inicio del Consejo Ciudadano Estatal (CCE), el órgano de dirección, donde ha advertido que mantendrá su propuesta de un Gobierno de coalición con Pedro Sánchez pese a las divergencias de federaciones como Andalucía o Aragón, que se oponen frontalmente a la entrada en el Gobierno. Sobre esto, ha defendido su entrada en el Gobierno y ha dictaminado que «los acuerdos programáticos son papel mojado».

Antes de escuchar al resto de la dirección, Iglesias ya ha impuesto su tesis y ha adelantado que, pese a las críticas que pudieran producirse, no iba a cambiar de opinión sobre este punto. Así, ha señalado que los «poderes» quieren un Gobierno «de derechas» y ha pedido cierre de filas a los críticos con un aviso: «Cualquier crítica se va a magnificar». «Es evidente que van a llegar presiones, cualquier crítica que se produzca se va a magnificar, los aparatos mediáticos van a hacer su trabajo, pero ninguna de esas cosas va a cambiar nuestra convicción de que la coalición va a ser la única garantía de un Gobierno progresista», ha determinado.

Iglesias ‘salva’ los resultados estatales

Iglesias ha hablado largamente sobre los resultados «muy malos y muy decepcionantes» de las autonómicas y municipales, pero ha sacado de la ecuación los comicios ‘dependientes’ de Madrid donde las campañas fueron diseñadas por su equipo. En las generales, según ha defendido, han obtenido apoyos «por encima de nuestras expectativas» que le otorgan «una posición estratégica» para cogobernar el país. También ha evitado valorar la debacle de las europeas, donde designó a dedo a la candidata Eugenia Rodríguez Palop y donde han pasado de 11 a 6 escaños. «En las europeas no podemos comparar porque era un contexto muy excepcional el de 2014», ha determinado, evitando asumir cualquier responsabilidad del diseño de campaña organizado por su núcleo duro para la candidata a Europa.

Sin embargo, el dirigente sí se ha detenido en apuntar a las autonómicas y municipales, donde se dio «un retroceso más que notable que llama la atención». «Llama la atención que se hayan producido estos resultados un mes después de las generales, donde en campaña fuimos de abajo a arriba», ha insistido. Iglesias ha reconocido que «en esto tenemos que ser honestos y reconocer que no es una novedad», y ha señalado que en las anteriores elecciones «en general hemos tenido rendimientos electorales mucho peores en las municipales y autonómicas». Esto se explica, según Iglesias, en que los líderes municipales y territoriales.

El líder de Podemos ha cesado esta semana a Pablo Echenique como secretario de Organización en un intento de acallar las voces críticas de la organización que provienen de distintos territorios como Castilla-La Mancha, Andalucía, Aragón, Murcia, Extremadura o Madrid. A la mala implantación territorial que atribuyen a Echenique se añade ahora la falta de liderazgos municipales y autonómicos que ha señalado este sábado.

«Mi sensación es que el papel de los liderazgos es rol muy importante. En este caso hemos visto eso», ha afirmado, poniendo al alcalde de Cádiz como ejemplo, con un resultado «espectacular» que «probablemente no sea disociable de lo que representa Kichi y de una ciudad muy particular». Un contexto que «por desgracia es una excepción y no la regla». «Vamos a tener que evaluar este problema que es de todos, que no es de los territorios o candidatos en exclusiva sino del conjunto de la organización, que tiene que ver  con las dificultades para convertirnos en referente territorial», ha asegurado.

Pablo Iglesias ha culpado a las siglas territoriales de la «confusión» generada, pese a que el dirigente impuso  el nombre de Podemos en todas las papeletas y Andalucía, la única federación que concurrió con otras siglas, es la que ha obtenido los mejores resultados. En este punto, ha defendido que, «sin que sea justificación», hay que tener «en cuenta que somos una fuerza con 5 años de vida que no nos presentamos a las anteriores municipales y que somos especialistas en tener un nombre diferente en casi cada territorio». «Suena a broma, pero cada vez que llegaba a un lugar en campaña tenía que preguntar a compañeros cómo nos llamábamos aquí para no equivocarme al presentar la candidatura», ha expuesto. «Si esto nos ha generado confusión a nosotros, es evidente que a muchos ciudadanos también».

Comentar ()