PolíticaLA INSTRUCCIÓN DE LA PIEZA 'PIT'

El comisionado de Guatemala desmonta la versión de Villarejo para estafarle 10 millones a Pérez-Maura

Declaraciones exclusivas de Iván Velásquez: “Nunca tuve relación con Villarejo, Garzón, la ministra Delgado o De la Joya”

logo
El comisionado de Guatemala desmonta la versión de Villarejo para estafarle 10 millones a Pérez-Maura
Iván Velásquez, responsable de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Iván Velásquez, máximo responsable en la actualidad de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Resumen:

El Comisionado Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el colombiano Iván Velásquez, desmonta el relato construido por el comisario ya retirado José Manuel Villarejo para estafarle diez millones de euros al naviero Ángel Pérez-Maura, que le había encargado que hiciera gestiones para impedir su detención y entrega a las autoridades de Guatemala. El empresario cántabro era reclamado por pagar comisiones ilegales al ex presidente de la República Otto Pérez Molina como contraprestación por la adjudicación de un megacontrato.

En las grabaciones de sus reuniones con los Pérez-Maura, incautadas por agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional e incorporadas ya al sumario que instruye el magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón en el marco de la conocida como pieza separada Pit, el agente hoy en prisión preventiva sostiene que Baltasar Garzón hizo gestiones para frenar la entrega y que incluso llegó a condicionar un viaje al extranjero que tenía programado para atender en España a Velásquez a fin de acompañarlo a la Audiencia Nacional para reunirse con el fiscal jefe.

“El Mago [nombre en clave con el que se refiere al ex juez] está haciendo las cosas con los tiempos que le marcamos”, dice en una conversación Villarejo en un intento de tranquilizar a su cliente sobre la marcha del encargo. Por ese trabajo, dos empresas del policía -Grupo Cenyt y Stuart&Mckenzie- cobraron 7,5 millones de euros, el 75 % de lo pactado cuando firmaron el “contrato de prestación de servicios”.

En conversación telefónica con El Independiente desde Ecuador, el máximo responsable de la CICIG deja sin coartada al comisario jubilado y califica de “absolutamente falsas” las afirmaciones que hace Villarejo sobre su intervención en los hechos que investiga el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional o su supuesto encuentro en España con el ex juez jiennense.

Nunca tuve relación con Villarejo, Garzón, la ministra Delgado o Adrián de la Joya”, declara Iván Velásquez a ‘El Independiente’

“No he tenido ninguna relación ni con el señor Baltasar Garzón, ni con la ministra de Justicia [Dolores Delgado], ni con el señor Villarejo, ni con el señor Adrián de la Joya, ni con el señor Pérez-Maura. Las afirmaciones son absolutamente falsas”, responde Velásquez. Éste también niega que, con motivo de un viaje a España en el verano de 2017, hubiera aprovechado para acudir a la Audiencia Nacional para interesarse por la tramitación de la extradición de Pérez-Maura.

Invitado por Oxfam Intermón, el comisionado de Guatemala impartió el 6 de julio de 2017 en el Círculo de Bellas Artes de Madrid la conferencia inaugural del seminario ‘Miradas desde España y Europa. Hacia nuevas relaciones exteriores con América Latina y el Caribe’. “Todo el tiempo estuve con los anfitriones, en la actividad académica desarrollada, visitando la sede de Oxfam… No hubo ninguna reunión relacionada con ninguna investigación de Guatemala”, asegura.

En contra de lo que sostiene el antiguo agente encubierto, Iván Velásquez dice tener la “certeza” de que, desde que terminó en 2012 su etapa como magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Colombia, “nunca” mantuvo una conversación con Baltasar Garzón. “Ni siquiera por teléfono”, remacha.

Programa de TV en Colombia

“Sabía que él tenía un programa de televisión en Colombia [se llamaba Hablemos de Paz y Derechos Humanos y lo emitía Canal Capital, la cadena de televisión de Bogotá], un programa de opinión. El visitaba Colombia pero no tengo recuerdo ni siquiera de alguna conversación con él, de habernos encontrado los dos en algún espacio”, añade.

También niega “categóricamente” que hubiera tenido alguna reunión con la actual ministra de Justicia en funciones. Según se escucha en una de las grabaciones, Villarejo asegura que la hoy fiscal en excedencia se reunió con Velásquez y el fiscal jefe de la Audiencia Nacional tras alardear de que Dolores Delgado es “muy amiga” suya y de “Balta” [Baltasar Garzón].

El jurista colombiano asegura que la CICIG, en su labor de apoyo a la Fiscalía Especial contra la Impunidad de Guatemala, ha desempeñado un “papel importante” en la investigación para esclarecer el pago de una comisión ilegal de 30 millones de dólares por parte de la naviera de Pérez-Maura al ex presidente guatemalteco Otto Pérez Molina y su vicepresidenta -Roxana Baldetti- a cambio de la construcción y explotación de una terminal privada de contenedores en Puerto Quetzal (TCQ) pero niega de forma tajante haber realizado “ninguna gestión relacionada con el señor Pérez-Maura”.

“Las insinuaciones o afirmaciones sobre una eventual participación mía en actos para proteger al señor Pérez-Maura, impedir su extradición o para que el proceso sobre TCQ no continuara adelante son absolutamente falsas”, declara Velásquez, que confirma que sigue vigente en Guatemala una orden de detención sobre el naviero español. Éste permanece en libertad provisional en España tras depositar una fianza de 750.000 euros.

El máximo responsable de la CICIG muestra su disponibilidad a colaborar con la Audiencia Nacional en el procedimiento que instruye el juez García-Castellón y a testificar si fuera preciso para esclarecer el presunto cohecho internacional que se investiga tras la querella interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción el pasado 7 de mayo. Junto a los hermanos Ángel y Álvaro Pérez-Maura, en la conocida como pieza Pit figuran también como imputados -entre otros- el empresario Adrián de la Joya y el ex embajador de Guatemala en EEUU Julio Ligorría.

El comisionado de Guatemala niega que acudiera a la Audiencia Nacional, como fabuló Villarejo para sacarle más dinero al naviero

La Audiencia Nacional llegó a citar a Iván Velásquez a prestar declaración el pasado 4 de diciembre a las 11 horas, cuando las actuaciones las instruía todavía el juez Diego de Egea y permanecían aún bajo secreto. La citación la habían solicitado el día anterior los fiscales Ignacio Stampa y Miguel Serrano, tras tener conocimiento de que el comisionado se encontraba en España.

En concreto, el responsable de la CICIG pasó por Madrid antes de regresar a Bogotá (Colombia) tras recoger en Estocolmo (Suecia) -el 23 de noviembre de 2018- el Premio Nobel Alternativo por “su innovador trabajo al exponer el abuso de poder y enjuiciar la corrupción, reconstruyendo así la confianza de las personas en las instituciones públicas”. El simbólico galardón lo entrega la Fundación Right Livelihood Award.

Contacto en un hotel de Madrid

“De regreso pasé por Madrid y me ubicaron en el hotel con el propósito de que rindiera alguna declaración o entrevista relacionado con un ex comisario que estaría involucrado en estos hechos, la misma situación conocida ahora de Villarejo. Yo regresaba a Bogotá desde Madrid y suministré todos los datos por si había alguna necesidad de declaración y quedamos en que, si efectivamente era necesario, comunicarían conmigo en Colombia, lo que no ha ocurrido hasta ahora”, detalla Velásquez. Fue en el curso de un encuentro de “tres minutos” que mantuvo en el hotel madrileño en el que se hospedaba con “un investigador y un fiscal”.

En las actuaciones consta una diligencia expedida por el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional el 4 de diciembre de 2018 en la que se detalla que la comparecencia de Velásquez no se pudo celebrar tras comunicar la Unidad de Asuntos Internos que el responsable de la CICIG tenía un “viaje programado” en dicha fecha: el regreso a Colombia tras su periplo por Europa.

El relato de Villarejo sobre la supuesta intervención de Baltasar Garzón, Dolores Delgado e Iván Velásquez ya lo había desmontado Adrián de la Joya cuando compareció ante el instructor el pasado 10 de mayo acusado de cohecho, delito que habría cometido al cobrar una comisión de dos millones de euros por servir de intermediario entre los Pérez-Maura y el entonces comisario en activo. El contrato se firmó en abril de 2016 y él causó baja en el Cuerpo Nacional en junio de ese año.

El relato de Villarejo ya lo tiró por tierra el empresario Adrián de la Joya cuando declaró ante el juez tras su detención

De la Joya desveló al juez García-Castellón que fue una “invención” de Villarejo que Garzón hubiera realizado algún tipo de gestión en la Audiencia Nacional y que obedecía a un plan con el que el policía pretendía “sacar más dinero a los señores Pérez-Maura”. “Se inventa la historia de que pudiera haber intervenido el señor Garzón en esto. El señor Garzón en su vida ha intervenido en nada de nada de nada de nada”, recalcó.

El ex juez, inhabilitado en 2012 a once años de inhabilitación, también ha negado que él o alguno de los abogados que trabajan en su despacho profesional (Ilocad, con sede en Madrid) hayan llevado a cabo “ninguna gestión” en relación con la extradición de Ángel Pérez-Maura.

“Sin soporte probatorio”

“El señor Baltasar Garzón jamás ha tenido reunión alguna con el comisionado de la CICIG de Guatemala, el juez Iván Velásquez, ni para este tema ni para ningún otro, ni en Madrid, ni en cualquier otro lugar del mundo. Por ende, es falso que acompañara ni a él ni a nadie a la Audiencia Nacional, en donde el señor Baltasar Garzón no ha puesto los pies desde el 15 de mayo de 2010”, mantiene el bufete del ex juez.

También el titular del Juzgado de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional considera “carentes de toda verosimilitud y sin soporte probatorio alguno” las afirmaciones del comisario jubilado y en prisión provisional en reuniones con sus clientes que contrataría a Garzón y mediaría con jueces y fiscales de la Audiencia Nacional -como Dolores Delgado, hoy ministra de Justicia en funciones- para impedir la extradición a Guatemala del naviero cántabro.