Política LA INSTRUCCIÓN DE LA PIEZA 'PIT'

Adrián de la Joya, ante el juez: "Villarejo no reparte ni con su madre"

El empresario de la 'jet' dice que el policía implicó en una grabación al ex juez Garzón para sacarle "un millón" a un cliente

logo
Adrián de la Joya, ante el juez: "Villarejo no reparte ni con su madre"
El excomisario Villarejo y Adrián de la Joya

El comisario ya jubilado José Manuel Villarejo y el empresario Adrián de la Joya.

Resumen:

El empresario Adrián de la Joya negó en su declaración como investigado ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón que hubiera percibido un solo euro por su gestión en el encargo con el que supuestamente se frenó la detención y entrega del naviero cántabro Ángel Pérez-Mauro, reclamado en su día por las autoridades de Guatemala por pagar una mordida millonaria a cambio de conseguir la construcción y explotación de una terminal privada de contenedores. «El señor Villarejo no reparte ni con su madre; se quedaba íntegramente todo el dinero que le entraba», mantuvo.

De la Joya compareció el pasado 10 de mayo ante el juez tras ser detenido junto a los hermanos Ángel y Álvaro Pérez-Maura García, Enrique Maestre y Francisco Javier Soucheiron en el marco de la instrucción de la llamada pieza Pit, en la que se investigan los pagos por al menos 7,4 millones de euros que recibieron dos empresas del comisario hoy en prisión preventiva -Cenyt y Stuart&Mckenzie- por parte de la naviera por impedir la extradición. El empresario está imputado por la posible comisión de un delito de cohecho.

Durante el interrogatorio, a cuyo audio ha tenido acceso El Independiente, el instructor intentó de forma reiterada conocer por boca del empresario de la jet set si éste percibió parte de los fondos que se ingresaron en las sociedades del controvertido policía por los citados trabajos. «Yo no he cobrado un duro, ni del señor Villarejo, ni de Cenyt, ni de [Pérez] Maura, ni de ninguno he cobrado una peseta», contestó De la Joya.

El empresario, por contra, está convencido de que sí cobraron por este proyecto el ex embajador de Guatemala en EEUU Julio Ligorría -ya imputado en la causa-, «un lobby muy importante de Washington» y un «abogado norteamericano» del que no recordaba su nombre. «Yo sé que aquí ha cobrado todo Cristo», apostilló Adrián de la Joya.

Juez.-Menos usted.
Adrián de la Joya.-Pues yo no, joder.

J.-Es raro…
A.D.J.-Pues sí. Yo pareceré gilipollas pero no he cobrado, coño. Es que no sé cómo decirlo.

J.-Está usted en una sala de Justicia y, por lo tanto, le ruego…
A.D.J.-Perdone, es que es mi forma de ser. Lo siento, lo siento…

J.-Yo le estoy preguntando esto porque me parece muy bien que usted quiera ganar dinero.
A.D.J.-Sí, pero yo no gano el dinero de esta manera…

J.-Cuando ve usted la posibilidad de un negocio de la forma en que se ha oído en las cintas…
A.D.J.-No con un negocio a ver si me llevo 500.000 o 800.000, señoría. Yo he estado en negocios muy importantes en mi vida, es que no tienen nada que ver con esto. Como digo yo, es un vuelo gallináceo.

A la vista de lo que García-Castellón razonó en el auto por el que decretó fianza de 500.000 euros para no ingresar en prisión, el magistrado no se cree que Villarejo no pagara al empresario una comisión, que fuentes conocedoras de los hechos que se investigan cifran en dos millones de euros. «Adrián de la Joya participó directamente de las ganancias obtenidas por grupo Cenyt, ostentando una posición dominante como negociador principal en la fijación de los honorarios a percibir, pero sin aparecer formalmente vinculado de manera directa a dicho grupo empresarial», expuso el juez.

La Fiscalía Anticorrupción considera que De la Joya percibió su ‘comisión’ de los Pérez-Maura a través de un contrato que A. Pérez y Compañía SL firmó con Serena Digital -la firma del empresario de la jet- por importe de dos millones de euros para la realización de trabajos de publicidad y marketing. Esos pagos fueron «deslocalizados» y se realizaron a una cuenta en Dubai, sostuvo el fiscal Miguel Serrano en la vistilla de medidas cautelares.

«¡Mátalo, mátalo!!»

En varios momentos del interrogatorio, el magistrado ordenó que se oyeran pasajes de grabaciones de reuniones en las que Villarejo aparece junto a De la Joya informando a los Pérez-Maura del avance de las gestiones que se estaban llevando a cabo para cumplir el objeto del contrato. Si no cobró ni tuvo una participación activa en los hechos el imputado, ¿por qué utiliza el plural y habla de cantidades? Ante esta cuestión planteada por García-Castellón, el investigado replicó: «Yo estaba allí, pero qué podía ofrecer yo, qué valor añadido podía aportar mi actuación. Ninguna. Yo puedo decir: Nosotros ganamos tal. Pero es una forma de hablar. Es cuando estás en el fútbol y dices: ‘Mátalo, mátalo’. Es usted un asesino porque ha dicho que lo mate. ¿He matado a alguien? No. Pues esto es lo mismo. Yo no he cobrado un duro».

En su declaración, Adrián de la Joya asegura que conoció a José Manuel Villarejo en 2014 -el policía se encontraba aún en activo- y que lo veía más como «hombre de negocios» o «abogado» que como funcionario del Cuerpo Nacional. El imputado reconoció como propia la voz que aparece en grabaciones junto al comisario, su socio Rafael Redondo y los Pérez-Maura e hilvanó la siguiente respuesta para trata de responder qué hacía en dichas reuniones.

«Era un entretenimiento»

«Le va a parecer una frivolidad lo que le voy a decir, pero para mí era un entretenimiento. Me aburro mucho en España cuando vengo [el empresario tiene residencia en Suiza, si bien su abogado ha desvelado que pretende permanecer el mayor tiempo posible en España debido a la «gravísima enfermedad» que sufre su ex mujer], no tengo nada que hacer. Iba allí [a las oficinas de Villarejo en Torre Picasso] y si estoy me metía en alguna reunión. Resulta raro y complejo creerlo. Pero si le puedo ayudar al señor Villarejo a hacer algo…», sostuvo antes de insistir: «Mi trabajo en este asunto ha sido cero, por mucho que a lo mejor haya podido tener con el señor Villarejo conversaciones de amigos en las que por estar junto a él o hacerme el simpático…».

De la Joya describió al controvertido policía como una persona con una «fantasía tremenda» y con el que se «divertía» escuchándole contar «mil batallas». «Era muy entretenido y yo me divertía mucho oyéndole contar las fantasías; yo le decía a todo que sí», se justificó tratando de minimizar lo que se le escucha decir en las cintas grabadas de forma subrepticia por el policía, en prisión preventiva desde noviembre de 2017.

Frente a la conclusión que puede extraerse escuchando los audios intervenidos por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía e incorporados ya a las actuaciones, el empresario de la jet set considera que la influencia de Villarejo en la Audiencia Nacional -órgano jurisdiccional que tramitó la petición formulada por las autoridades de Guatemala para que extraditaran a Ángel Pérez-Maura, finalmente rechazada- es «absolutamente cero». «Conozco yo dónde se movía Villarejo y dónde no y en la Audiencia Nacional no conoce a nadie», declaró sin dudarlo Adrián de la Joya.

El investigado también rechazó rotundamente que el ex juez Baltasar Garzón hubiera realizado gestiones para frenar la entrega de Pérez-Maura -como podría interpretarse de lo que dice Villarejo en las conversaciones que él mismo grababa- y lo achaca a una treta del comisario para intentar que los navieros cántabros le pagaran más. Fue después de escuchar durante la comparecencia una cinta en la que el policía y De la Joya hacen alusiones a «El Mago».

Juez.-¿Quién es El Mago? Es usted el que lo dice.
Adrián de la Joya.-¿El Mago?

J.-Le doy diez segundos para pensarlo…
A.D.J.-No. Le puedo dar la respuesta inmediatamente.

J.-Démela..
A.D.J.-El señor Villarejo quería cobrar más dinero y se inventa la historia, a ver si le podía sacar más dinero a los señores Pérez-Maura.

J.-¿Para engañarlos?
A.D.J.-Sí.

J.-¿Y entonces qué historia se inventa?
A.D.J.-Se inventa la historia de que pudiera haber intervenido el señor Garzón en esto. El señor Garzón en su vida ha tenido nada que ver con esto.

J.-¿Es una invención?
A.D.J.-Invención total y absoluta. El señor Garzón en su vida ha intervenido en nada de nada de nada de nada.

Este testimonio coincide con la versión que mantiene el ex juez, inhabilitado por el Supremo en 2012 a once años. Garzón asegura que ni él ni ninguno de los abogados que trabajan en su despacho profesional han llevado a cabo «ninguna gestión» en relación con la extradición del naviero cántabro Ángel Pérez-Maura, rechazando de forma tajante que hubiera acompañado al Comisionado Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, a una reunión a la Audiencia Nacional.

Comentar ()