España | Navarra | Política

La 'frontera' navarra frena la expansión del sentimiento nacionalista vasco

El CIS revela que sólo el 5% de los navarros desea que las CCAA puedan independizarse frente al 28% de los vascos y que un 7% se siente "sólo navarro" frente al 30% de los "sólo vascos".

Es una vecindad geográfica más que ideológica. Navarra y Euskadi comparten frontera autonómica y quizá en unos días fórmula de Gobierno socionacionalista. Los intentos del PSN por alcanzar un acuerdo de gobierno con Geroa Bai, la coalición que lidera el PNV en la Comunidad Foral, Podemos e Izquierda-Ezkerra parece que van por buen camino. Desde Geroa Bai ya se apunta a la fórmula que socialistas y nacionalistas jeltzales acaban de reeditar en Euskadi –gobiernos de coalición PNV-PSE en las principales instituciones- como la más idónea para liderar Navarra.

Todos los integrantes del presentado como Gobierno alternativo al de Navarra Suma son optimistas y hoy podrían cerrar un primer borrador del proyecto que puede llevar a María Chivite a ser la primera presidenta socialista de Navarra. La reunión que mantendrán este jueves puede ser la más relevante de cuantas han celebrado hasta ahora PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

El objetivo es dejar encaminado el documento, a falta de flecos, para retomarlo tras las fiestas de San Fermín, allá por el día 15 y enfilar ya el pleno de investidura de Chivite. Y sin que formalmente se haya hablado y negociado, al menos en público, con EH Bildu, tal y como insisten en recordar los socialistas navarros y niega Navarra Suma señalando que Geroa Bai ha ejercido en todo este tiempo de correa de transmisión, de correveidile del PSN ante la izquierda abertzale.

El 56% de los navarros está satisfecho con el actual Estado de las autonomías frente el 35% de los vascos

Lo hacen casi tanto como reiteran que Chivite no sólo cederá ante Bildu y el PNV sino que se plegará para pactar un programa con graves cesiones en clave nacionalista, con cesiones al proyecto identitario que ya puso en marcha el Ejecutivo, aún en funciones, que lidera Uxue Barkos.

Modelo territorial

Si como parece la carrera hacia la presidencia foral de Chivite prospera con el apoyo de Geroa Bai, Podemos e I-E y al menos tres abstenciones de EH Bildu, se equivocará si pone el acento en las reclamaciones nacionalistas o en materia territorial que históricamente reivindican los de Otegi y Ortuzar. Los navarros no parecen reclamarlos. El sentimiento nacionalista se rebaja de modo importante al cruzar la ‘frontera’ entre el País Vasco y Navarra, y con mayor intensidad cuanto más al sur de la Comunidad Foral se desciende.

Que Navarra no es la Comunidad Autónoma Vasca es una obviedad no sólo determinada por el actual mapa autonómico español sino también por el sentimiento identitario que expresan navarros y vascos. Así lo reflejan los datos hechos públicos ayer por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). En términos generales, los navarros están mucho más satisfechos con el actual mapa y modelo territorial español que los vascos y tienen muchas menos ansias y aspiraciones de modificarlo. También su sentimiento de identidad es notablemente menos nacionalista que el de sus vecinos vascos. Pero lo que también se puede concluir es que los sentimientos también se han polarizado, a favor y en contra tras cuatro años de Gobierno Barkos. La izquierda abertzale logró las pasadas elecciones sus mejores resultados con casi 50.000 votos en Navarra, en gran parte tras rescatar los apoyos perdidos por Geroa Bai, el nacionalismo moderado foral.

Los navarros sin sentimiento de identidad español suponen el 7,7% mientras que en el País Vasco los que dicen ser ‘sólo vascos’ rondan el 30%

El Estado de las autonomías actual es la fórmula territorial adecuada para el 56% de los navarros. Un porcentaje muy superior a la satisfacción territorial que manifiestan en el País Vasco, donde según el CIS sólo el 34,9% dice estar satisfecho con el actual diseño de las comunidades autónomas. Apenas un reducido número de navarros defiende una mayor descentralización para conceder mayor autonomía a los territorios, un 15,4% lo afirma frente a un 25,3% de sus vecinos vascos que quiere que las comunidades tengan un mayor grado de descentralización.

Sólo vasco, sólo navarro

Y al ser preguntados por la posibilidad de que a las comunidades autónomas se les reconozca la posibilidad de convertirse en Estados independientes, el abismo entre Euskadi y Navarra, entre vascos y navarros, es importante. Si en la Comunidad Foral lo defiende un 5% de los encuestados, en Euskadi ese porcentaje se multiplica casi por cinco y alcanza el 28%.

Unos porcentajes que se corresponden casi matemáticamente con los expresados en las urnas el pasado 26 de mayo en las elecciones forales. La coalición Navarra Suma y el PSN, las dos marcas constitucionalistas, acapararon el 57% del voto. Ambas lideraron la pasada legislatura la defensa de algunos de los valores propios de formaciones de ámbito nacional para frenar algunas de las políticas que impulsó el nacionalismo. Las movilizaciones en defensa de los símbolos forales o para frenar determinadas medidas de corte nacionalista unieron a UPN y PP con el PSN.

De igual modo, los datos hechos públicos ayer por el CIS revelan las diferencias en cuanto al sentimiento de identidad son muy notables. Quienes manifiestan sentirse únicamente navarros representan el 7,7% de la población mientras que en Euskadi los que reniegan de un sentimiento de pertenencia a España y se identifican como sólo vascos son el 30%. En Navarra la mayor parte de la población se define como “tan español como navarro”, un 41%. En cambio, en Euskadi ese sentimiento de identidad compartida es del 30%.

Comentar ()