Política

El juez del 'caso Villarejo' impone 300.000 € de fianza al ex jefe de Seguridad del BBVA

Julio Corrochano, el ex directivo que habría facilitado la contratación de Villarejo, se ha acogido a su derecho a no declarar

Julio Corrochano, tras declarar como investigado en la Audiencia Nacional.

Julio Corrochano, tras declarar como investigado en la Audiencia Nacional. EFE

El juez que investiga el caso Villarejo ha impuesto una fianza de 300.000 euros al ex director de Seguridad del BBVA, Julio Corrochano, que ha comparecido este viernes como imputado en la pieza secreta en la que se investigan los pagos millonarios que hizo la entidad financiera a empresas del comisario hoy en prisión.

Corrochano es uno de los ex directivos del BBVA a los que había citado el titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, para tomarles declaración este viernes. El ex directivo se ha acogido a su derecho a no declarar.

Aceptando la petición que había formulado la Fiscalía Anticorrupción, el juez le da 15 días de plazo al imputado para depositar el dinero, lo que le permitiría eludir la cárcel. El instructor ha acordado otras medidas cautelares para el investigado: retirada del pasaporte, prohibición de salir de España y comparecencia mensual en el juzgado más próximo a su domicilio.

También ha sido llamados Inés Díaz Ochagavía, sucesora de Julio Corrochano, y Nazario Campo, jefe de equipo en el departamento de Seguridad Corporativa del banco. Para la semana que viene se ha señalado la de Ángel Cano, ex consejero delegado de la entidad.

El juez le retira también el pasaporte a Corrochano, le prohíbe salir del país y le obliga a comparecer en el juzgado una vez al mes

De haber respondido al interrogatorio de juez y fiscales, el testimonio de Corrochano podría haber sido de gran relevancia para establecer las responsabilidades en los hechos que se investigan y puede ser determinante para la eventual imputación de Francisco González -presidente de la entidad financiera en cuya etapa se contrató a Villarejo- y del propio banco como persona jurídica.

Julio Corrochano se puso al frente de la seguridad del BBVA tras desarrollar toda su carrera profesional en el Cuerpo Nacional de Policía, donde llegó a ser comisario general de Policía Judicial y jefe superior en Madrid. Fue presuntamente la persona que abrió la puerta para que el controvertido policía -en prisión preventiva desde noviembre de 2017- empezara a trabajar para el banco.

Espionaje a Miguel Sebastián

En declaraciones a El Independiente, el antiguo jefe de seguridad de BBVA confirmó que su departamento contrató empresas controladas por José Manuel Villarejo para investigar a Miguel Sebastián, director de la Oficina Económica de Moncloa entre 2004 y 2006 y ministro de Industria, Turismo y Comercio entre 2008 y 2011.

Corrochano reconoció que se investigó a Miguel Sebastián tras tenerse conocimiento de que se le relacionaba con el intento de asalto del grupo constructor Sacyr para tomar el control del BBVA. “Queríamos ver quién estaba detrás para defender el banco”, reconoció el antiguo jefe de Seguridad de la entidad financiera. Éste admitió que tenía capacidad para contratar esos servicios.

El ahora investigado sostiene que «nunca firmó ni contrató» con Villarejo sino con su socio, Rafael Redondo, también imputado en el caso Tándem. El responsable de seguridad aseveró que «daba por hecho» que el controvertido comisario «estaba dedicado exclusivamente a sus labores en el Ministerio del Interior» y que personalmente «nunca pisó el banco».

Como desveló este diario el pasado mes de octubre, la entidad financiera pagó 5.083.099,38 euros (más 1.026.788,94 euros de IVA) a dos de las compañías vinculadas al controvertido policía entre 2012 y 2017: Club Exclusivo de Negocios y Transacciones (Cenyt) y Cenyt Consultoría Organizacional SL. Muchos de los conceptos son genéricos, lo que alimenta la idea de que camuflan el motivo real del encargo.

Te puede interesar

Comentar ()