Política

Rivera lleva a la Fiscalía los incidentes del Orgullo y responsabiliza a Sánchez

Acusa al presidente en funciones de "sembrar el sectarismo", de impedir que las calles "sean de todos" y pide el cese de Marlaska

logo
Rivera lleva a la Fiscalía los incidentes del Orgullo y responsabiliza a Sánchez
Albert Rivera e Inés Arrimadas, en el Congreso de los Diputados.

Albert Rivera e Inés Arrimadas, en el Congreso de los Diputados. EFE

Resumen:

Ciudadanos va a presentar un escrito a la Fiscalía para que investigue si se produjeron posibles delitos de odio, injurias y agresiones del sábado contra sus dirigentes en la marcha del Orgullo gay de Madrid. Así lo ha asegurado este martes Albert Rivera este martes en rueda de prensa en el Congreso, donde ha advertido a los «populistas, radicales y extremistas» que «a nosotros nadie nos echa de una manifestación, ni de Alsasua, ni de Rentería, ni del pueblo de Puigdemont. Nadie nos echa de la libertad», ha asegurado.

«Todos los españoles han visto amenazas y agresiones», ha destacado Rivera, que ha apuntado a la responsabilidad del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y de su ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de «sembrar el sectarismo» y alentar las agresiones contra los «votantes de Ciudadanos».

«Muchos españoles están preocupados por lo que estamos viendo: un ministro que señale a los votantes de Cs y luego los agredan; no poder ir a pueblos sin escoltas y sin que te tiren lejía; que las calles no sean de todos, sino de unos pocos», ha relatado Rivera. A su juicio, esta ola de «sectarismo imperante» es responsabilidad «en parte» del líder del PSOE, Pedro Sánchez, por sus acuerdos con «nacionalistas, populistas y extremistas».

«¿Si eres de Cs no puedes ir a algunos pueblos de España? ¿Si eres del PSOE puedes ir al Orgullo y si eres de Cs no? ¿Tampoco podemos ir a la manifestación feminista del 8-M? ¿Las calles son de todos o de unos pocos como antes?», se ha preguntado Rivera, que ha pedido a Grande-Marlaska que «deje de sembrar el odio entre los votantes de Cs». En esa línea, Rivera ha recordado que él mismo defendió al ministro del acoso de ETA y su entorno cuando ejercía de magistrado de la Audiencia Nacional, y que lo volvería a hacer. Por el contrario, según Rivera, Sánchez se dedica a «sembrar el sectarismo en España». «¿Queremos trincheras ideológicas o democracia?», se ha preguntado.

En una de sus escasas comparecencias pública de las última semanas, Rivera ha activado el modo electoral por la posibilidad de que se repitan los comicios. «Los españoles estamos hartos de sectarismo. Les pido que confíen en nosotros. Todos los que estén hartos de que dividan España en rojos y azules, o en izquierdas y derechas, que cuenten con nosotros. Es la España en la que creemos», ha asegurado.

“Desde el principio hubo una completa desorganización”, relata a El Independiente una de las protagonistas de la jornada, la responsable del área de Mujer y LGTBI de Ciudadanos, Patricia Reyes. “Nos emplazaron al final de la cola del desfile de los partidos políticos, justo detrás de UPyD”. Y desde que comenzó la marcha, en torno a las 19:00 horas de la tarde, “empezaron a increparnos” en un escenario en el que cada vez se sumaba más y más tensión.

“No he visto más caras de odio en toda mi vida”, ha denunciado la diputada. “Agua fue lo más agradable que nos lanzaron. Hubo orín, lejía, botellas llenas y vacías, latas de cerveza, hielos… de todo”. La versión dada por la diputada de Ciudadanos ha sido suscrita por otros miembros del partido presentes en la manifestación, como Pablo Sarrión, militante de Ciudadanos y además miembro de la comunidad LGTBI. “Vi cómo nos lanzaban compresas mojadas”, asegura. “Ante esta situación no sabes cómo reaccionar, llegó un punto en el que lloré de la rabia y de la impotencia” al ver que “no nos dejaban pasar, cada vez estábamos más apretados, cada vez los teníamos más cerca, incluso teníamos que agacharnos y escondernos para coger aire”.

Por otro lado, Rivera ha confirmado la postura de Ciudadanos de sólo pactar con PP en Murcia y en la Comunidad de Madrid. El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha asumido este martes que, por culpa «exclusivamente» del «bloqueo» de Vox, el pleno de investidura programado para mañana, miércoles, no tendrá candidato, a pesar del pacto de Gobierno suscrito por el PP y el partido naranja.

Tras reunirse con el presidente de la Cámara regional, Juan Trinidad, en el marco de la segunda ronda de contactos con los grupos parlamentarios, Aguado ha afirmado que PP y Ciudadanos suman «una mayoría lo suficientemente holgada como para poner en marcha un Gobierno», pero entiende que «la última palabra» la tenía Vox y ha decidido «bloquear» la situación.

Los votos de los doce diputados de Vox son imprescindibles para que prospere la hipotética investidura de la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, a quien no le bastaría la suma de los escaños de PP (30) y Ciudadanos (26).