Telecinco anunció este miércoles una entrevista con Pedro Sánchez a las 21:10 horas durante los informativos de Pedro Piqueras. Borró el tweet a los cinco minutos. La tormentosa negociación para la segunda votación de investidura del actual presidente del Gobierno en funciones, con filtraciones y acusaciones de ruptura unilateral mutuas entre socialistas y Podemos, dificultó la digestión de los acontecimientos. Pero hay otra derivada que añade surrealismo a la frenética secuencia de acontecimientos que se vivió este miércoles por la noche.

Y es que los informativos nocturnos de Antena 3 tenían preparada su respuesta: una entrevista con Pablo Iglesias, en la misma franja horaria. Fue la reacción del grupo Atresmedia tras conocerse, pasadas las ocho de la noche, que Sánchez estaría en un informativo de prime time una hora después, en plena ruptura de las negociaciones. Podemos aceptó la propuesta y minutos después Pablo Iglesias ya estaba completamente «preparado» para la entrevista, según ha confirmado El Independiente en fuentes de la cadena y del partido.

Pasadas las 20 horas Iglesias estaba maquillándose en el plató de Atresmedia para dar respuesta en directo a Pedro Sánchez

El secretario general de Podemos, de acuerdo con las fuentes consultadas, se encontraba pasadas las 20 horas del miércoles en el plató de la cadena del Grupo Atresmedia, preparándose en la zona de maquillaje.

No está confirmado si el círculo de Sánchez tuvo entonces conocimiento de que su rival político, teórico socio prioritario, contestaría a las preguntas de Vallés en Antena 3 después de que el candidato a la investidura interviniese en Telecinco. Sin embargo, la batalla de las entrevistas revela la profunda preocupación del presidente en funciones y de su rival por el llamado relato, esto es, la atribución de culpas aceptada entre la opinión pública sobre quién es responsable de que no haya Ejecutivo central.

El temor de Sánchez e Iglesias a perder el «relato» echó por tierra la entrevista de Piqueras

Fuentes de Podemos confirman la presencia del secretario general morado en Antena 3. En ningún momento ni la cadena ni el partido confirmaron la entrevista, que dependía completamente de la aparición del presidente. Una vez anulada la comparecencia de Sánchez en Tele5, Podemos hizo lo propio con la entrevista de Iglesias, que abandonó el plató y volvió a su casa.

El debate del relato importa notablemente al círculo de Sánchez, especialmente tras el primer debate de investidura: los guiños que hizo a Ciudadanos y al PP para que se abstuvieran provocaron el estallido de Iglesias, que le retó a revelar cuál era su oferta a Unidas Podemos y acusó a los socialistas de no querer pactar un Gobierno de coalición.

La guerra de filtraciones del miércoles por la noche, con PSOE y Podemos cruzando documentos y ofertas a través de los medios de comunicación terminó de dinamitar todos los puentes entre ambos partidos, que este jueves escenificaron en el Congreso el fracaso de la investidura. Fue en ese escenario de máxima tensión en el que se produjo el amago de ambas entrevistas.

Según un sondeo de Metroscopia, el principal responsable de que no haya habido Gobierno de coalición es el PSOE. UP es la tercera, por detrás incluso de Ciudadanos. Probablemente Sánchez no quiso reeditar, a horas de la segunda investidura y con las negociaciones rotas, un debate en directo en diferentes cadenas sobre la negociación. Una reedición de la sesión de investidura de esta mañana.