Política

Álvarez de Toledo anuncia una oposición "indómita pero no histérica"

Exhorta a Susana Díaz, Emiliano García Page y Guillermo Fernández Vara que opinen sobre el pacto en Navarra

Cayetana Álvarez de Toledo.

Cayetana Álvarez de Toledo. EP

La portavoz el Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha anunciado que ejercerá una oposición «indómita pero no histérica», según ha descrito en entrevistas en Telecinco y en Cope. Asimismo, ha explicado su voluntad de reformar «la forma de hacer política en el parlamento» de modo que sus diputados, y así se lo transmitió ayer a los suyos «tengan más protagonismo y libertad de opinión. Voz propia, que la unidad de acción que tienen los partidos provenga de un debate previo». A su juicio, la vida parlamentaria «se ha ido devaluando en las formas y en el fondo. La sesión constitutiva del Parlamento -ha agregado- fue espeluznante, no de barra de  bar, sino de erosión».

Intgerrogada respecto a la posibilidad de que el PP acabara permitiendo la investidura de Pedro Sánchez condicionada a una serie de principios programáticos, ha expresado su desconfianza hacia un partido que, a su juicio, «ha ido abandonando el bloque del constitucionalismo» y se remite a hechos como el pacto en Navarra, a cuya sesión de investidura acudirá este jueves.

Ha ironizado sobre la existencia de otro PSOE, que «existió» pero que ahora no ve. En este sentido ha emplazado a barones territoriales como la andaluza Susana Díaz, el castellanomanchego Emiliano García Page o el extremeño Guillermo Fernández Vara a que expresen su opinión sobre el pacto que hará presidenta de la comunidad Foral a Maria Chivite con la abstención de Bildu. «El PSOE, que tiene muertos en sus filas y es un pilar del constitucionalismo, está dispuesto a gobernar con un partido al que no le parece mal el asesinato», en referencia a los proetarras de Bildu.

«Matonismo demoscópico»

Por otro lado, tras calificar de «matonismo demoscópico» los sondeos del CIS de José Félix Tezanos, hechos con dinero público, ha vuelto a apostar por «fórmulas de reagrupación y suma» del centro-derecha. Cree que éste es «el camino inevitable» a coto y medio plazo, y que si no lo hacen los partidos acabarán propiciándolo los ciudadanos.

Te puede interesar

Comentar ()