Pablo Iglesias no negociará con Pedro Sánchez las 300 medidas que mañana martes va a presentar el presidente del Gobierno en funciones para sacar adelante su investidura: si finalmente Sánchez le convoca el próximo 10 de septiembre, el secretario general morado acudiría pero con el único objetivo de abordar un Ejecutivo de coalición cuya negociación naufragó en julio.

«Si nos sentamos a hablar con el Gobierno socialista es para hablar de un programa integral», ha respondido la portavoz de Podemos Noelia Vera a la salida de la Ejecutiva morada. La respuesta de Vera ha traído cierta confusión al contemplar la opción de no acudir a la reunión con el candidato socialista. Portavoces de la formación han asegurado después que Iglesias sí iría a ver a Sánchez, pero no para negociar el plan de 300 propuestas.

Confusión sobre la asistencia

Vera ha lamentado la actitud del PSOE de no llamar a su formación, que en su opinión solo deja dos escenarios. «Pensamos que el PSOE o va a elecciones o va a negociar en el último minuto», ha destacado la diputada por Cádiz, recordando el diálogo fallido de 48 horas durante la primera sesión de investidura de julio. Una negociación exprés que los dirigentes de Podemos creen que los socialistas quieren repetir ahora. El límite para que haya elecciones es el 23 de septiembre, cuando quedarían convocadas automáticamente.

«Por supuesto que el programa es importante», ha recalcado Noelia Vera sobre las 300 medidas. La portavoz ha manifestado que «ya existe una base de acuerdo programática importante, como fueron los Presupuestos Generales del Estado», y ha defendido que el grupo confederal en bloque y las bases a través de una votación respaldaron la vía de la coalición.

«Ya hay una base, los PGE»

«Enviamos una serie de propuestas, que no exigencias, al PSOE», ha declarado en referencia a las 120 páginas que remitieron a Sánchez el 20 de agosto. Vera ha dicho que se trata de «generar consenso con una estructura parecida a la que se acordó en julio». «A partir de ahí, queremos negociar y para eso se necesita tiempo», ha explicado.

Sobre el cese de un alto cargo de Podemos en el Gobierno de Aragón por posar en las redes sociales con una estelada independentista, la portavoz ha rehusado pronunciarse sobre «cuestiones internas de Podemos en otras comunidades autónomas».