Política

Sánchez a Rivera: "No hay ningún obstáculo real para la abstención técnica de PP y Cs"

Asegura que el Gobierno ya cumple las condiciones que pide Cs: defensa de la Constitución y bajada de impuestos

logo
Sánchez a Rivera: "No hay ningún obstáculo real para la abstención técnica de PP y Cs"

Resumen:

«No hay ningún obstáculo real para que PP y Ciudadanos no se abstengan». «No les estoy pidiendo que apoyen al Gobierno, sino que no lo bloqueen». Con estas palabras ha respondido Pedro Sánchez a la oferta de Albert Rivera de pactar una abstención con Pablo Casado a cambio de que el PSOE cumpla tres compromisos: romper su pacto con Bildu en Navarra, prepararse para una eventual aplicación del artículo 155 en Cataluña y una bajada de impuestos.

Según el candidato socialista, esas tres condiciones ya se cumplen. «En Navarra hay un gobierno que defiende la Constitución, en Cataluña también el Gobierno de España vela por el cumplimiento de la Constitución y queremos bajar los impuestos a la clase media. No hay ninguna de las tres razones que impida la abstención», ha respondido el PSOE a esa oferta. «No hay pacto con Bildu ni lo habrá. El 155 se aplicaría si la situación constitucional lo requiere, como ya se hizo. No subirá la presión fiscal sobre las clases medias y trabajadoras. Les volvemos a invitar por tanto a que desbloqueen la formación de gobierno», añaden los socialistas.

El presidente en funciones ha insistido en estos argumentos en declaraciones a los periodistas durante su visita a Almería y Albacete para conocer los efectos de la gota fría. «Lo llevamos diciendo desde el 28 de abril, no hay mayoría alternativa parlamentaria distinta a un Gobierno del PSOE. Ante la política del desafío independentista es evidente que el Gobierno garantiza el cumplimiento de la Constitución, del Estatuto de Autonomía y la soberanía nacional. En el caso hipotético de que las fuerzas independentistas provocaran una situación de incumplimiento y quiebra de las leyes, el Gobierno actuaría con la misma contundencia y proporcionalidad que el desafío que se le pudiera plantear. No habría ningún tipo de duda al respecto», ha garantizado Sánchez.

Sobre la cuestión navarra, el líder socialista ha insistido en que «no hay un pacto con Bildu» y que el gobierno autonómico «garantiza» el cumplimiento de la Constitución y de la disposición adicional que establece su régimen de foralidad.

Respecto a la propuesta de Cs de rebajar la presión fiscal, Sánchez ha abogado por bajar los impuestos a las familias y a las rentas de los trabajadores para insistir en que «no hay ningún obstáculo real» para que Rivera y Casado se nieguen a facilitar una abstención técnica que termine con el bloqueo político e impida las elecciones del 10 de noviembre.

«A ver qué dicen el PP y Ciudadanos», ha respondido el candidato socialista, al ser preguntado por los periodistas por si se presentará a una nueva sesión de investidura antes de que finalice el plazo legal el próximo lunes. En esa línea, también ha lanzado un mensaje a Pablo Iglesias. «Tiene que decidir qué hacer y si quiere que haya un Gobierno con una hoja de ruta progresista y que podamos coincidir en las políticas sociales, los derechos y libertades», ha instado.

A apenas una semana de que se cumpla el plazo legal para la investidura y el país se encamine a elecciones, Sánchez se ha mostrado inamovible en sus posiciones. «Siempre he sido muy claro. En el discurso de investidura ofrecí un Gobierno progresista que no tenga que depender de las fuerzas independentistas. Y para eso debe haber una abstención técnica», ha zanjado.

Comentar ()