Política

Sánchez desprecia la oferta de Rivera: "No pedimos su apoyo, sino que no bloquee"

El presidente del Gobierno en funciones ha criticado la falta de "coherencia" en el giro de Ciudadanos y ha rechazado el apoyo de "un partido que pacta con la extrema derecha"

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha replicado al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que no pide su apoyo y «mucho menos de un partido que pacta con la ultraderecha», sino que se «respete» el resultado de las elecciones y «aquellos que perdieron no bloqueen a aquel que las ganó».

Albert Rivera se ha abierto este sábado a pactar también con el PSOE y no solo con el PP, como había hecho hasta ahora, siempre y cuando el líder socialista asuma un decálogo de reformas de calado que incluye frenar al presidente de la Generalitat, Quim Torra.

En un mitin en Vigo, Pedro Sánchez ha ironizado con que Rivera parece que ha levantado el castigo si el PSOE se porta bien» y está dispuesto a gobernar con el PSOE, mientras que al mismo tiempo pretende «echarlo» de la Moncloa si suma más escaños con el PP y «la ultraderecha», con quien gobierna en ayuntamientos y comunidades autónomas.

«Todo un ejemplo de coherencia, señor Rivera», ha proclamado el líder socialista, quien en su repaso al «paisaje» político tras los actos de este sábado de los diferentes partidos también se ha referido al líder de Podemos, Pablo Iglesias, y su rescate del «trampantojo de la gran coalición PP, PSOE y Ciudadanos».

Eso, hasta las elecciones, porque el día siguiente, ha asegurado Sánchez, Podemos tratará de «impedir un gobierno del PSOE».

También se ha preguntado Pedro Sánchez si el PP está «en hibernación». «Solamente aparece cuando escuchamos a la presidenta de la Comunidad de Madrid decir cosas ultraderechistas porque pacta con la ultraderecha», ha agregado.

Sánchez ha censurado la falta de «coherencia» en el giro estratégico de Rivera

A propósito de las alusiones del portavoz de Vox en el Congreso, Javier Ortega Smith, a las Trece Rosas, ha pedido un aplauso cerrado para las mismas, a las que ha nombrado una por una.

Pedro Sánchez ha llamado a la movilización el 10N porque «la amenaza existe, no es ficticia», habida cuenta de que «en ayuntamientos y comunidades autónomas ya vemos la foto de la plaza de Colón institucionalizada».

Comentar ()