Política

Rivera levanta el veto al PSOE y se abre a pactar con Sánchez tras el 10-N

Aunque mantendrá al PP como socio prioritario, Cs ha dado un golpe de efecto de cara al 10-N desdibujando la línea roja que había levantado sobre Sánchez, con el que se compromete ahora a abordar "reformas de Estado" para salir del bloqueo político

Todos los focos estaban puestos este sábado en el madrileño Paseo de la Castellana. Allí, con blindaje previo respecto al contenido, la formación naranja iba a hacer un anuncio relevante enmarcado en la «necesidad» de ofrecer un «proyecto de país» en el que no hablar del pasado, sino dirigido a buscar soluciones para «desbloquear». Y ese desbloqueo pasa por unir fuerzas con PP… pero también con PSOE.

La repetición electoral ha motivado un giro radical en la estrategia de Ciudadanos. Este sábado, Rivera ha puesto punto y final al veto de Pedro Sánchez. Aunque ha dejado claro que el PP seguirá siendo su «socio prioritario» con el que formará Gobierno si suman una mayoría suficiente en el Congreso de los Diputados, el líder de Ciudadanos ha tendido la mano al PSOE y, entre una sonora ovación de la militancia, se ha comprometido a respaldar «desde la oposición» y desde la misma noche electoral un Ejecutivo liderado por Sánchez siempre y cuando éste se comprometa a negociar un decálogo de 10 reformas «de Estado» por «España y por los españoles», entre las que se incluyen puntos como las pensiones, políticas de natalidad, sanidad, impuestos o frenar a Quim Torra en el conflicto catalán.

«No quiero mirar al pasado, no quiero reproches, ni reyertas, ni excusas», zanjaba el líder liberal, que pronunciaba un discurso dirigido a «acabar» con el bloqueo político priorizando «políticas y normas» por encima de «siglas y dogmas», porque ante una «situación difícil» en el terreno político «no es el momento de la división».

Rivera no ha hablado de un Gobierno conjunto con los socialistas -opción que sí está encima de la mesa con el PP bajo la fórmula de Madrid, Andalucía o Murcia- pero sí se ha comprometido a «convencer al PSOE a que rectifique, a que vuelva de donde nunca debió salir, del constitucionalismo» y a que, en definitiva, «vuelva a sentarse con nosotros para apoyar o para liderar estas reformas». Y la primera oportunidad que tiene el PSOE para «demostrar» ese cambio que le permita «llegar a acuerdos en el futuro» con Cs llegará el lunes con la votación de la moción de censura contra Quim Torra en el Parlament catalán, en la que los naranjas han pedido al PSC que rectifique y la apoye.

Rivera no ha hablado de un Gobierno conjunto con los socialistas, pero se compromete a hacer que el PSOE «vuelva al constitucionalismo»

En el marco de un encuentro ciudadano donde Rivera se ha rodeado de militantes y dirigentes para transmitir imagen de unidad y fuerza de cara al 10-N, el líder de Ciudadanos ha pronunciado el primer discurso de precampaña y ha desvelado el eslogan con el que concurrirán a las generales y tratarán de buscar un revulsivo de cara al 10-N: en un claro guiño al proyecto de Emmanuel Macron en Francia, «España en Marcha» se convertirá en el lema de los naranjas. Se trata del tercer partido que ha recurrido al término España en su eslogan electoral tras el PSOE («Ahora gobierno, ahora España») y Vox (España Siempre).

Apenas resta un mes para que se abran las urnas, y los de Rivera caminan por un escenario incierto en el que todo golpe de efecto puede ser muy bien recibido: las encuestas le auguran a la formación naranja una caída significativa en escaños, y el partido quiere dar portazo definitivo a las fugas derivadas de la mayor crisis interna de la historia de la formación por, precisamente, la negativa que ha venido manteniendo el búnker de Rivera a pactar con Sánchez, una línea roja que hoy se ha desdibujado por completo. Con los resultados de los anteriores comicios, PSOE y Ciudadanos hubiesen sumado una mayoría parlamentaria estable de 180 escaños.

Los liberales han marcado ya su agenda para las próximas semanas, en las que se espera multitud de comparecencias, actos y multiplicación de presencia en los medios para tratar de dar un golpe encima de la mesa y revertir la pesimista situación que le deparan sondeos y trackings internos.

Comentar ()