FACEBOOK | ALBERT RIVERA

Política

La redención de un ciudadano libre

El tercer libro del ex presidente de Ciudadanos verá la luz el próximo 15 de abril, en la que será la vuelta a los focos mediáticos del líder tras su dimisión por el hundimiento del partido

«Pronto os contaré mi historia, la historia de un ciudadano libre». 13 años estuvo Albert Rivera al frente de un mismo partido político al que vio nacer, crecer y -casi- morir. Pero aquel fatídico 11 de noviembre no fue el último contacto que el catalán tuvo con los focos, aunque por su cabeza no pase ni la más remota posibilidad de regresar al tablero político, al Congreso de los Diputados, a casa. Sí lo hará, no obstante, a Sant Jordi. Su tercer libro, Un ciudadano libre, saldrá a la venta el próximo 15 de abril.

En un primer momento, la fecha escogida era la del 31 de marzo, pero se ha dilatado más de dos semanas por, según la editorial Espasa -grupo Planeta-, «motivos técnicos», aunque cabe inferir posibles móviles estratégicos: la celebración de la Asamblea General de los liberales se celebra los próximos 14 y 15 de marzo y ella alumbrará a la nueva líder del partido, ya a todos los efectos. A Arrimadas, a una nueva Ejecutiva y a unos Estatutos. Ciudadanos acabará de sentar, tras meses de interinidad, sus cimientos, y el libro del eterno líder de los naranjas podría servir como pegamento.

Las incógnitas alrededor de la publicación no son pocas. ¿Será una venganza contra aquellos que le cuestionaron? ¿Entonará el mea culpa? ¿Habrá ajuste de cuentas con la corriente crítica? ¿Y contra cargos externos ajenos a su partido? ¿Dará nombres? Los más cercanos al ex líder de Ciudadanos, algunos aún en la primera línea de fuego del partido, comparten algunas impresiones y difieren en otras. Otros cargos defienden no tener «ni idea» de lo que versará y confían en que «sorprenda». Pero, en general, apuntan a que el libro será «un punto y final» y una «redención» a todo lo que ocurrió. «No, no va a exculparse», comentan.

Desde la editorial descartan dar muchos detalles «por el momento». Referencian unos pocos adjetivos de su sinopsis: un relato que será «pausado», «reflexivo» y «apasionado», mientras que los responsables directos de la publicación confirman reuniones próximas con el dirigente para cerrar su promoción, quedando abierta aún el lugar de la presentación o la compañía de la que se rodee el político.

Hubo unos meses en que «nadie sabía dónde estaba» «Le llamaba y nadie respondía», comenta un dirigente de Cs

«El libro no creo que vaya a haber un ajuste de cuentas con los críticos, sino más bien una justificación, una explicación de aquello que no supo explicarnos en su día», comenta a El Independiente un dirigente de la cúpula naranja, actual miembro de la dirección interina y presente el día del ‘hundimiento’.

Y es que en las horas que siguieron a la trágica experiencia electoral del 10-N «no hubo ningún tipo de balance», lamenta esta fuente. Cuando reunió a su cónclave antes de hacer pública su dimisión a los medios, abordó la situación «con lágrimas en los ojos», pero llegó a este punto después de meses manteniendo un «perfil bajo», «casi aburrido», en que «no le apetecía si quiera ir al despacho. Estaba en otro sitio diferente al del liderazgo de un partido político», opina este político.

Apunta a los meses previos de que se votase expresamente el cordón sanitario al PSOE, antes de las generales del 28-A, como punto en que comenzaron a llegar «rumores» de que ya no escuchaba a nadie. «Yo le llamaba y nadie respondía», comenta el dirigente. «Nadie sabía dónde estaba. Eso nos dejó descolocados», una situación que cobra especial relevancia en el caso de Ciudadanos, donde por su modelo presidencialista y vertical todas las decisiones dependían de él y de su búnker más cercano. Espera éste dirigente que en el libro «más personal» de Rivera cuente lo que le ocurrió y analice cómo se llegó a esa situación.

«Todo lo que sucedió el año pasado lo va a contar, aunque también hará balance de su vida pública», confirma uno de los asesores más cercanos al catalán. En general, hablará de «su experiencia, el gran éxito de abril, la campaña tan difícil que tuvo que afrontar y, por último su dimisión», señala, aunque también apunta a algunas referencias sobre las «presiones» que recibió en verano de 2019, cuando se desató una de las peores crisis del partido más allá de su derrota electoral, y que se saldó con un goteo de dimisiones por la «deriva conservadora» del «todopoderoso» líder, como lo calificaron algunos de los dimitidos, entre ellos Toni Roldán, Francisco de la Torre, Xavier Pericay o Francesc de Carreras. También sirvió para ponerse en frente del europeísta Luis Garicano, que llegó a desvincularse de las decisiones de Rivera y de su círculo.

«No creo que dé tanto explicaciones como más bien opiniones sobre por qué se obtuvo lo que se obtuvo, por qué actuó como actuó». Pero no admitirá errores en la estrategia de vetar al PSOE como uno de los desencadenantes de la sangría de escaños -tras el 28-A, Rivera y Sánchez sumaban mayoría absoluta-, según asegura un también ex cabecilla naranja, ya ajeno al partido. Confirma esta teoría otro «amigo» de Rivera, que ocupa actualmente uno de los pocos escaños que conserva Ciudadanos en el Congreso de los Diputados. «Va a ser muy interesante lo que tiene que decirnos», ya que fue «el visionario» que supo «intuir, anticipar y precedir el plan de Sánchez» y «está convencido de que se le ha dado la razón».

Un ciudadano libre será su obra «más auténtica y valiosa», afirma la mencionada fuente, «memorias políticas las han escrito millones, pero hay pocas personas tan valientes e íntegras como él», presume el actual diputado de la formación que capitanea, de facto, Inés Arrimadas.

¿Y habrá hueco para algún capítulo sobre su vida privada? En su despedida de la política, aseguró que se dedicaría a todos aquellos a quienes había dado «menos horas de las que debería»: sus padres, su hija, sus amigos y su pareja. Poco tiempo después de su salida de los focos, anunció que volvería a ser padre, fruto de su relación con la cantante Malú.

En este punto hay vicisitud en las opiniones. «Conociéndolo creo que no dirá nada de su vida privada», comenta un ex asesor, mientras que otros dirigentes cercanos al ex líder de Ciudadanos dan por sentado que así será, que «se abrirá en canal», por lo que podría incluir referencias a su ámbito más personal pero «sin convertirlo en prensa rosa», bromea una de las fuentes.

El ‘mein kampf’ de Rivera

No tantos alagos recibe el ex presidente de Ciudadanos cuando se pasa la consulta al ala crítica del partido, actualmente en una situación casi guerracivilista por la rebelión de este sector con el carácter «continuista» de la gestora que dirige el partido y que encarna Inés Arrimadas, quienes exigen una mayor implantación territorial -una suerte de baronías- y en suma el fin de la toma de decisiones en vertical que defienden cargos históricos como Manuel García Bofill, Fran Hervías o José Manuel Villegas.

«Sin duda alguna incluirá alguna referencia a los críticos», sin entrar en nombres, «aunque dado el desprecio que nos tiene no creo que haga mucho hincapié», apunta una fuente perteneciente al sector que ahora encabeza el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, al tiempo que compara la nonata tercera obra de Rivera con el Mein Kampf de Adolf Hitler. «Será un manual de cómo ser un dirigente político» porque «su arrogancia no le permitirá pedir perdón por el daño que provocó su posición», concluye.

¿Desbancar a Sánchez y Rajoy?

Un ciudadano libre será el tercer libro de Albert Rivera, después de Juntos Podemos (2014) y El cambio sensato (2015), sobre el que ha estado dedicado los últimos tres meses.

El objetivo es convertir la obra del líder que pudo llegar a gobernar en un superventas, ¿pero desbancará a los éxitos editoriales de Manual de Resistencia y Una España mejor?

La marca es difícil de superar. El del ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, publicado el pasado mes de diciembre, se convirtió en todo un éxito, hasta el punto de ser el autor de no ficción más vendido de las pasadas navidades. Según los datos que maneja la consultora GFK, la España Mejor de Rajoy fue número 1 en ventas, «por encima de Javier Cercas o Arturo Pérez Reverte.

Pedro Sánchez no gozó de menos notoriedad con su Manual de Resistencia, publicado hace casi un año: en tan sólo seis días, la editorial lanzó tres ediciones y alcanzó el número uno en diversas plataformas de venta online y física, como El Corte Inglés, La Casa del Libro o Amazon.

Te puede interesar

Comentar ()