España | País Vasco | Política

Agreden a la candidata de Vox por Vizcaya mientras repartía propaganda

Un hombre la ha propinado dos puñetazos y un rodillazo y varios agresores han golpeado a dos miembros de la formación. Ayer otros dos actos de Vox en Bilbao y Durango se celebraron en un clima de gran tensión.

La candidata de Vox por Vizcaya, Nerea Alzola y dos miembros de la formación han sido agredido esta mañana en Sestao cuando repartían propaganda. Los hechos han ocurrido después de que anoche, durante otro reparto de propaganda llevado a cabo en Bilbao, culminara con la detención de tres personas y la identificación de varias por acosar a los participantes en el acto electoral. Sólo el amplio despliegue policial impidió que no se produjeran más incidentes. Por la mañana, en Durango, de nuevo un acto de la formación de Santiago Abascal se desarrolló en un clima de tensión e insultos a cargo de una veintena de personas.

El incidente más grave en esta semana de campaña ha tenido lugar esta mañana en Sestao cuando un grupo de personas ha agredido directamente a Alzola y dos de los participantes en el reparto de folletos que llevaba a cabo la formación. A la candidata por Vizcaya un hombre le ha propinado dos puñetazos y un rodillazo, tras lo cual Alzola ha acudido a un centro sanitario para ser atendida por las dificultades parta respirar que notaba. A otros dos miembros del grupo los agresores les han propinado varios puñetazos.

Según ha relatado a El Independiente la propia Alzola, el acto electoral contaba con un despliegue de la Ertzaintza para evitar altercados. Mientras los agentes se encontraban en el lugar el clima no ha pasado de los insultos y los gritos contra los miembros de Vox. Sin embargo, cuando la patrulla que vigilaba ha abandonado el lugar, varias personas se han acercado a los integrantes de Vox y han comenzado a agredirles: «Se han abalanzado contra nosotros y nos reventado todo. Han tirado la mesa por el aire, han roto el roller de propaganda, han destrozado la carpa y han comenzado a golpearnos. A mi me han dado dos puñetadozs, uno en la boca del estómago y otro en la zona de las costillas, y un rodllazo en la cadera».

La candidata por Vizcaya asegura que ha sido ella la que ha tenido que volver a avisar a la Ertzaintza por teléfono para que acudiera a socorrerles. Apunta que lo que más le ha inquietado ha sido «el odio y la saña con la que nos han agredido»: «Venían con muchos odio y ganas de agredirnos. No sé qué ha pasado pero desde ayer parece que se han organizado para ir a por nosotros», asegura. Asegura que además de las agresiones físicas se han proferido insultos contra ellos como «nazis, fascistas o marchaos de aquí». A primera hora de esta tarde, los representantes de Vox han acudido a la comisaría de la Ertzaintza de Deusto a interponer una denuncia.

Un hombre ha propinado dos puñetazos y un rodillazo a la candidata por Vizcaya, Nerea Alzola

Ayer también interpusieron una denuncia por los altercados registrados en el acto de campaña que llevaron a cabo por la tarde en el barrio de Atxuri de Bilbao. En este caso los incidentes no fueron a más gracias al importante despliegue policial -una decena de furgonetas de la Ertzaintza- que rodeó la carpa electoral de reparto de propaganda. «Cuando se fueron los ertzainas y nos marchábamos en la furgoneta nos lanzaron una botella que nos destrozó la luna delantera».

Una de las primeras personas que se ha puesto en contacto con ella ha sido el líder de Vox, Santiago Abascal que se ha interesado por el estado en el que se encontraban y les ha trasladado su apoyo, «estaba escandalizado».

Poco después, Abascal ha acusado al PNV, Pedro Sánchez y el diario El País de haber contribuido a la agresión por sus críticas a Vox, «ya han conseguido lo que querían». Se ha referido así al editorial publicado por el diario, en el que arremetía contra la formación por sus posiciones «xenófobas e intolerantes» y llamaba a «activar todas las alarmas»: «Se han dado P.R.I.S.A. en cumplir las órdenes de vuestro editorial. Tomamos nota», ha afirmado Abascal. Unas manifestaciones que llegan sólo horas después de que Vox anunciara ayer que vetaba a los profesionales de la información vinculados al grupo PRISA a sus actos electorales.

Alzola apunta que Vox continuará haciendo campaña: «Ahora no podemos retirarnos de la campaña, sólo faltaría. Queremos ser normales, poder hacer campaña normal».

El PNV ha expresado su condena «de forma categórica» por la agresión a través de las redes sociales. La formación de Andoni Ortuzar ha asegurado que la discrepancia política «por muy profunda que sea» no justifica jamás «el uso de la violencia».

Comentar ()