El jefe del Ejecutivo y candidato a la reelección, Pedro Sánchez, ha alertado este viernes de que supone una «deriva bien peligrosa» la proposición no de ley aprobada por PP, Ciudadanos y Vox en la Asamblea de Madrid que piden ilegalizar a los partidos independentistas que atenten con la unidad de España.

En una entrevista en la Cadena Ser, ha admitido que el Gobierno estudiará si cabe impugnar ante el Tribunal Constitucional esa resolución, como el Ejecutivo ha hecho recientemente con algunas del Parlament catalán.

«Los Parlamentos autonómicos tienen autonomía para plantear determinadas cuestiones pero sin exceder el reparto de competencias», ha argumentado.